Noticias

Los mejores libros de Megan Maxwell

Megan Maxwell se ha transformado en uno de los fenómenos literarios más importantes de los últimos años, no sólo en España sino que en Latinoamérica. 

La autora española Megan Maxwell se ha transformado en uno de los fenómenos literarios más importantes de los últimos años, no sólo en España sino que también en Latinoamérica.

La escritora de 52 años y cuyo nombre real es María del Carmen Rodríguez del Álamo Lázaro es un éxito de ventas y ha logrado vender millones de copias de libros como «Pídeme lo que quieras» o «Las ranas también se enamoran». 

Es por eso que el sitio web español «libros más vendidos» realizó un listado con los libros más exitosos de Megan Maxwell y que repasamos acá. 

¡Cuéntanos cuál es tu favorito! 

“Hasta que salga el sol”

Una novela romántica que nos habla de los amores de verano, de los sueños, de las ilusiones y del valor del esfuerzo.
Esther y Sofía son dos hermanas que, junto con su padre, regentan un pequeño hotel en la bonita población de Benicàssim. Esther, la mayor, es juiciosa, trabajadora y terriblemente responsable, por lo que acaba invirtiendo más horas de las debidas en el hotel. Sofía, por el contrario, es una chica complicada, egoísta e insensata, demasiado mimada por su familia y con unos amigos que no le hacen ningún bien.

Esther decide matricularse en un curso de cocina en Londres. Durante su estancia conocerá a Jorge, un hombre que le hará creer que la magia y el romanticismo existen.  Sofía, por su parte, conocerá a Luis, que le enseñará a quererse y a darse cuenta de que en la vida hay pretextos pero también hay resultados, y que si uno quiere que lleguen, tiene que trabajar por ellos.

“Una flor para otra flor. Las Guerreras Maxwell 4”

Llega la cuarta entrega de la famosa serie de highlanders de Megan Maxwell, Las guerreras de Maxwell.
Estar enamorado de la mujer que se desea olvidar no es algo que el joven e impetuoso highlander Zac Philips lleve bien. Tiempo atrás, Zac posó sus ojos en Sandra, una joven de mirada y pelo castaños que cautivó con su sonrisa. Pero cuando el padre de Sandra falleció, sus abuelos maternos las obligaron, tanto a ella como a su madre, a dejar las Highlands, su lugar de residencia, y regresar a Carlisle, un lugar en el que ninguna de las dos conseguía ser feliz, sobre todo cuando sus abuelos se empeñaron en concertarle un matrimonio.

Dispuesto a salvar a su amada, Zac partió hacia Carlisle, pero al llegar allí se encontró con Sandra riendo divertida con uno de aquellos ingleses. Ofuscado y con el corazón destrozado, regresó a las Highlands con la intención de olvidarla.  Sin remilgos ni medias tintas, Sandra iba ahuyentando a sus supuestos pretendientes, ganándose así la enemistad de sus abuelos y, con el tiempo, cargando con la culpa por la muerte de su abuela.

“Casi una novela”

Una comedia romántica muy emotiva que demuestra que podemos no arriesgar para no sufrir, pero que cuando lo hacemos, nos entregamos en cuerpo y alma.
¿Quién querría echar el freno con un atractivo piloto de moto GP pegado a sus tacones? Rebeca es una joven abogada que, tras su último desengaño, tiene claro que no volverá a sufrir más por amor y decide centrarse en sí misma y en su profesión.

Una noche, cuando regresa a casa, se encuentra a Pizza, una preciosa perrita abandonada. Aunque en un principio decide no quedársela, cuando ésta clava sus ojos en ella, sabe que de su lado ya no se irá. A partir de ese instante todo en su vida cambiará. Pizza, una cazadora de piel y una niña encantadora harán que el futuro de Rebeca cambie totalmente, sobre todo cuando el sexi y archiconocido piloto Paul Stone se cruza en su camino y le enseña a perder el miedo a amar y a disfrutar de la vida. Pero inevitablemente algo provocará que Rebeca vuelva a sentir muchas dudas.

“Pasa la noche conmigo”

Dennis es un atractivo profesor brasileño que durante el día da clases en un instituto de Alemania y por las noches imparte clases de forró, un baile típico de su país. Cuando el curso escolar acaba, recibe una oferta de trabajo en un refinado y reputado colegio británico, y él acepta sin dudarlo.

Su llegada a Londres le resulta muy interesante. Nuevos aires, nuevas conquistas y antiguas amigas que le enseñan la ciudad y que en seguida le hablan de los locales swinger, a los que acudirá para disfrutar del intercambio de pareja y de la clase de sexo que a él le gusta practicar con las mujeres.

“Te lo dije”

«Si regalaran un diamante por cada disgusto que da la vida, sería multimillonaria», pensó Victoria cuando encontró a su novio liado con su mejor amiga el día antes de su boda. Y tenía razón, porque a pesar de sus gafas Prada, de sus bolsos Chanel, de sus zapatos Gucci y de todos los Carolina Herrera del mundo que cuelgan en su armario, Victoria sólo es una mujer amargada que vive en la mejor zona de Madrid. E

n medio de este caos emocional, su empresa le da un ultimátum: si en dos meses no consigue convencer a un conde escocés de que ceda su castillo para rodar un anuncio de una marca de relojes, la pondrán de patitas en la calle y perderá su fantástico estilo de vida.

“Serie Pídeme lo que quieras”

Pídeme lo que quieras: Tras la muerte de su padre, Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato. Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales. Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto…

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre: Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman y él decide seguirle el rastro. El deseo continúa latente entre ellos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez será Judith quien le imponga sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa.

Pídeme lo que quieras o déjame: En la tercera y última entrega de la serie, Judith y Eric luchan por preservar su relación, a pesar de que el precio que tendrán que pagar por ello puede ser demasiado caro.