Noticias

Kate Middleton usa palabra clave para que sus hijos se comporten en público

La duquesa de Cambridge utiliza una frase cuando sus niños tienden a desordenarse en los actos oficiales. Averigua aquí cuál es.

Vivir bajo el ojo público 24/7 sin duda es complejo. La Familia Real es parte de la realidad, ya que todos los miembros son seguidos en cada paso que dan en los eventos o panoramas a los que asisten. 

A pesar de toda esa presión, Kate Middleton siempre ha destacado por ser una buena madre. Así lo demuestran sus hijos, el príncipe Louis (3), la princesa Charlotte (5) y el príncipe George (7) en cada acto en el que participan. 

Pero no siempre es sencillo, sobre todo cuando se les debe pedir a los niños comportarse bien, tranquilos y dejar de lado los juegos, que no se relaciona mucho con la edad en la que están. 

Kate Middleton Hijos Palabra Clave

La palabra clave de Kate Middleton 

Si bien los hijos de los duques de Cambridge tienen buena llegada en los actos públicos, de igual forma su madre tiene una palabra clave que utiliza cuando los pequeños deben mejorar su comportamiento. 

No, Kate no utiliza la palabra cálmate, compórtate o ubícate. Simplemente dice la frase «Tomemos un descanso». Tal como informa el diario The Sun, así sus hijos saben que deben bajar las revoluciones.

En el caso de que los George, Louis o Charlotte no estén en público, la frase se enfoca para que los niños disfruten de una actividad tranquila y en solitario. Esta puede ser desde leer un libro o hacer un rompecabezas. 

Tal como explica la Dra. Rebecca Chicot, fundadora de Essential Parent y autora de Calm and Happy Toddler, al diario The Sun, esta es una efectiva manera para cuando se está en público.

La profesional asegura que Kate Middleton también utiliza técnicas de comunicación física, que les permite entregarle calma a sus hijos.

Kate Middleton Cariño Hijos

«Parece ser buena para hacer un contacto cálido ‘tocar la cabeza’, lo cual es una buena conexión. Se pone a su nivel para hablar con ellos, pero los deja ser niños. Tiene un equilibrio encantador de sensibilidad y límites suaves. No espera que se comporten como adultos pequeños y sabe que los niños pasan por etapas perfectamente naturales como las rabietas».

Según la autora de Calm and Happy Toddler, Kate se ve como una madre cálida y sensible, que siempre busca entregarle cariños a sus hijos, sobre todo en los actos que se ven más expuestos.