Noticias

Influencer quedó irreconocible después de hacerse bichectomía

La influencer brasileña, Jessica Frozza, lamentó haberse realizado una bichectomía, luego de que su cara quedara muy diferente.

Influencer

La influencer brasileña, Jessica Frozza, lamentó haberse realizado una bichectomía, luego de que su cara quedara muy diferente. Esta cirugía está muy de moda en el último tiempo, ya que promete ser poco invasiva y darle un aspecto más refinado a la persona que se le haga.

En la plataforma digital de Tiktok, se han hecho virales los videos donde influencers cuentan sus procesos tras la cirugía. Muestran el antes y después y en varias ocasiones, han tenido excelentes resultados. Sin embargo, esto no pasa en todos los casos. La brasileña, Jessica, quiso someterse a esta intervención y no salió como esperaba.

Según la clínica Dentart, una bichectomía es: «una cirugía en donde se hace una incisión aproximadamente de 1 cm por dentro de la boca, se busca el tejido graso encapsulado (bolsas de Bichat) y se retiran para mejorar los rasgos faciales. Creando una ilusión óptica de tener una cara más alargada y delgada mejorando el aspecto estético».

Bichectomia

Cabe destacar que este procedimiento debe ser realizado, en todos los casos, por un profesional de área.

La bichectomía que le destruyó la cara a Jessica

La joven quería darle un aspecto más delgado a su cara, por lo que decidió realizarse esta intervención. Sin embargo, el resultado no fue lo que esperaba. La imagen fue dada a conocer a través de su Instagram, pero luego del revuelo que causó, decidió borrarla.

Influencer

La cara de Jessica adelgazó tanto, que la forma de su rostro cambió completamente. En la historia que contó la joven, explicó que la cirugía se había hecho de forma correcta, sin embargo, ningún profesional le mencionó que esta operación no era la indicada para ella.

Para rellenar el sector de las mejillas, la influencer decidió ponerse implantes de silicona en el lugar, pero su rostró no quedó como ella quería. «Tuve un trastorno de imagen severo y gracias a Dios hoy estoy en deconstrucción. Me voy a quitar la prótesis de silicona y empecé a quererme a mí misma y a mejorar lo que tengo. ¡Aceptando lo que Dios me ha dado», expresó Jessica.