Espectáculos

Hijo de Claudia Miranda y Omar Costella se luce como modelo

Bruno, de 18 años, ya ha hecho campañas publicitarias, destacando entre los modelos más llamativos de la agencia en la que participa.

Bruno Costella Miranda, el hijo mayor del matrimonio conformado por Claudia Miranda y Omar Costella, brilla como modelo.

Con solo 18 años, el joven es parte de la agencia Elite Model Management Chile, en donde figura como uno de los más destacados del staff.

Bruno mide 1 metro 75 centímetros, tiene los ojos azules y así, poco a poco, comienza a hacerse un nombre en la industria del modelaje.

Sus padres, en tanto, la bailarina Claudia Miranda y el empresario argentino, Omar Costella, no pueden más con tanta chochera.

 

Revisa: Steffi Méndez debuta como modelo de alta costura en Suecia

Por su parte, el propio Bruno también comparte imágenes de su faceta como modelo en su cuenta personal de Instagram: @bruno_costella15.

Pero el guapo hijo de Claudia y Omar no solo modela, ya que también es estudiante de la Universidad Adolfo Ibáñez y juega rugby.

Es el mayor del clan Costella-Miranda, pues tiene una hermana de 12 años llamada Amanda.

La reinvención de Claudia Mirada

La pandemia del coronavirus afectó económicamente a muchas celebridades. Entre ellas, a Claudia Miranda, quien quedó sin trabajo tras cancelarse ‘Bailando por un sueño’, donde oficiaba de coach.

‘Pasamos momentos complicados, estábamos súper afligidos porque teníamos que seguir pagando la universidad de mi hijo y el colegio de mi hija’, contó el mes pasado la coreógrafa en Las últimas Noticias.

‘Tenemos algunas deudas, igual que todos, que no perdonan y hay que seguir cumpliendo. Nos comimos nuestros ahorros’, agregó sobre los complejos momentos que vivieron.

‘Mi cabeza se bloqueó porque buscaba algo que hacer y no se me ocurría. Lo único que sé es bailar’, señaló Miranda, quien pronto encontró la solución: clases de baile entretenido por Zoom.

‘Una muy buena amiga me dijo que me dejara de tontear y me armó una clase de un sábado para un lunes. Estaba asustada, pero ahora estoy súper agradecida de ella, porque gracias a su presión me obligué a partir’, manifestó la coreógrafa, feliz con la decisión tomada.