Moda y Belleza

Piel más joven y firme: Deshazte de las ojeras o papada con estos ejercicios faciales

Si bien la cosmética ayuda a mantener el rostro firme e hidratado, puedes reducir la papada u ojeras con estos simples movimientos.

estos ejercicios faciales te ayudaran con la papada y ojeras

¿Sabías que tenemos más de 50 músculos en nuestro rostro y cuello? Es por eso que además de las cremas y maquillaje, es importante entrenar los músculos faciales que tenemos. Esto según los expertos, es clave para mantener el rostro joven y activo, evitando la flacidez o la retención de líquidos. 

Y por eso quisimos compartir contigo algunos ejercicios de ‘yoga facial’, que puedes hacer en medio de tu teletrabajo o al finalizar el día, para tener un rostro firme y trabajado.

Trabaja tus músculos faciales

Según la doctora Aurora Rodríguez-Huergo, que fue consultada por Glamour, esto es muy importante. «El workout facial tiene beneficios para la circulación y reduce la flaccidez, lo que provoca la oxigenación del tejido, y con ello la firmeza. La rutina es sencilla y rápida, por lo que cualquier momento es bueno para realizarla. Los cosméticos como las cremas son los tratamientos antiaging por excelencia, pero si queremos resultados notables debemos fortalecer nuestros músculos faciales cada semana»explicó.

La rutina que ella recomienda la puedes hacer mientras teletrabajas o, mejor aún, «hacerlos por la noche antes de dormir con la cara desmaquillada para conseguir unos mayores beneficios. Es una forma de liberar la tensión acumulada durante el día». 

Ejercicios para evitar la papada:

La doctora señala que un buen ejercicio es «levantar la barbilla y colocar la mano debajo de los músculos de la mandíbula, estirando hacia adelante y hacia arriba. También es muy efectivo abrir la boca lo máximo que podamos y mover la mandíbula inferior hacia dentro y hacia fuera de forma repetida”.

Para las ojos con bolsas u ojeras:

«Apoya los dedos en las sienes y cierra los ojos apretando muy fuerte durante unos segundos. Repite el proceso 10 veces. Al terminar, es importante relajarlos y permanecer con ellos cerrados unos segundos», instruyó Rodríguez-Huergo.

¡Te recomendamos estos ejercicios!