Espectáculos

Daniel Valenzuela se sinceró sobre su relación con todas sus expololas

El comunicador conversó con Diana Bolocco y Martín Cárcamo sobre sus romances del pasado, aclarando que con todas sus ex tiene buena relación.

Daniel Valenzuela ha tenido varias pololas conocidas en el mundo del espectáculo, cuyas relaciones dieron que hablar en su momento. Hoy el comunicador está soltero, pero en conversación con Diana Bolocco y Martín Cárcamo en su programa online, recordó algunos de estos romances.

En un principio, el locutor fue consultado sobre su antigua relación con Camila Andrade, con quien además convivió un tiempo.

«¿Tú con la Camila Andrade conviviste?», le preguntó el ‘rubio natural’, ante lo cual Daniel respondió: «Sí poh, esta casa ha tenido dos administraciones. He cambiado respaldos cuatro veces, he cambiado colchones, he hecho harto cambio de inmobiliario».

Luego Diana Bolocco le consultó: «¿Y tienes buena relación con todas tus ex? Porque tú la otra vez contaste públicamente que tenías una excelente relación con la Paloma (Aliaga, su ex esposa. Tienen dos hijas)».

«Sí, más allá de papá y mamá, tengo una muy buena relación», comentó Valenzuela, quien luego explicó que tiene una buena relación con todas sus ex.

«Hablamos, no siempre, pero cuando hablamos es en buena onda. Con Camila estuve un rato en la radio también. Con la Yamila tuve algunas diferencias pero ya sanadas», detalló.

Daniel Valenzuela y Yamila Reyna

Daniel estuvo un año y medio con Camila Andrade y un año y cuatro meses con Yamila Reyna.

La relación de Daniel Valenzuela y Marité Matus

Por supuesto, un tema que no podía quedar fuera de la conversación es el romance que Daniel Valenzuela tuvo con Marité Matus, que si bien fue corto, fue muy intenso.

«¿Tuviste algo serio con ella?», le consultó Diana respecto a su relación con la exesposa de Arturo Vidal. No obstante, en ese tema el comunicador prefirió no ahondar.

«Tuvimos muy buena onda. Me cuesta… ¿Sabes lo qué pasa? Aprendí a no hablar nada más del corazón, de amor, porque ya hablé tanto, como que de repente la cagué tanto, entonces aprendí, muy ostra», explicó.

Además Valenzuela señaló que una de las cosas que más le molestaban era que «la gente me daba el sello del pobrecito todo el tiempo, entonces cualquier cosa ‘pobrecito’, y ya me cansó. Entonces me hice la promesa de no hablar más temas del corazón porque siempre era lo mismo, temas del corazón, en los programas temas del corazón. Y lo entiendo pero al final dije ‘no voy a hablar más'».