Sexo

Los 5 tabúes sexuales que todas nos hemos preguntado alguna vez

Hay que decirlo, por verguenza nos hemos quedado con muchas dudas sexuales, pero desde hoy despejamos varias preguntas.


A la hora de hablar de sexo, hay muchas cosas que nos rondan la cabeza. Dudas simples y otras más complejas… muchas cosas que la verdad nos da vergüenza preguntar.

Por suerte con el tiempo y mientras más se habla del tema, nos atrevemos a preguntarles a nuestras amigas: ¿Qué opinan, qué hacen ustedes, lo recomiendan? etcétera.

En Fmdos te quisimos ayudar con eso, y despejamos 5 tabúes sexuales que de seguro te has preguntado…

Sexo oral ¿a ellos les gusta bajar?

Primero hay que aclarar que todas las vaginas saben o huelen igual es una locura. Cada ser humano tiene características biológicas y químicas que lo hacen único y esto incluye, por supuesto, a la vagina. 

Univisión le hizo una encuesta a varios hombres y en general les gusta, prefiriendo los olores suaves. Eso sí, no hay una vagina cuyo sabor y olor sean de un gusto universal. En este punto estuvieron todos de acuerdo, sin excepción. Para la mayoría de estos hombres, el gusto por los olores y sabores de una mujer, tiene mucho que ver con la conexión que tienen con ella.

Tienes que saber que otra cosa que influye en el olor y sabor, es la alimentación, así que ese es otro factor para que te preocupes por alimentarte sanamente.

Si él se va antes, ¿cómo hago para que el juego no termine ahí?

Obviamente la idea es que «terminen el juego» al mismo tiempo, por eso, y una gran recomendación es que disfruten del juego previo. Ahí está la clave.

Pero de igual manera, si es que tu hombre se va antes, y tú quieres seguir, tienes que conversarlo. Una se convence o «queda bien» después de que el hombre alcanza su intensidad máxima de placer, pero está bien si tu quieres alcanzarlo también.

Lo mejor es tener una conversación y contarle que tú quieres seguir ¡sin pudor! y la mejor forma para alcanzar el clímax (porque el tiene que tomar break) es retomando ese juego previo.

“Por atrás” ¿Duele?

Desde la Edad Media el sexo anal se ha considerado un tema tabú y a lo largo de los siglos casi todas las religiones lo han condenado. Las razones de este rechazo son variadas, por un lado, el sexo anal era una de las medidas naturales más utilizadas para controlar la natalidad; por otro, la práctica de este sexo tenía altos riesgos higiénicos. Esta desaprobación se ha mantenido hasta la actualidad. En Estados Unidos, por ejemplo, en 2007 el sexo anal era delito en algunos estados, incluso si se practicaba en matrimonios legales. A día de hoy el sexo anal es una de las prácticas sexuales más extendidas entre las parejas homosexuales.

Como normalmente el esfínter se encuentra cerrado, el sexo anal podría ser doloroso si previamente no se ha distendido este músculo.Para conseguir que la práctica sea placentera para la pareja la penetración puede ir acompañada de la masturbación, que ayuda a que la musculatura anal se relaje y facilita y mejora la penetración anal.

 

Sexo & Marihuana

No hay droga más erótica que el cannabis. Tiene la reputación de mejorar la calidad del sexo, no necesariamente de prolongarlo.

La mayoría de los expertos coinciden en que la marihuana incrementa las sensaciones, relaja y ayuda a desinhibirse, condiciones más que interesantes para irse a la cama cuando la última intención es conciliar el sueño. Como comentaba en un artículo de la revista Alternet Mitch Earlewine, profesor de psicología de la State University of New York, en Albany, “el CB1 es el receptor del cerebro que más acusa las consecuencias de fumar marihuana, y cuando este receptor se activa nos ponemos más predispuestos al sexo. Una de las misiones del CB1 es mejorar las sensaciones táctiles y la euforia en general”. Esta es la razón por la que muchos de los que han probado el cannabis con fines eróticos destaquen, sobre otros efectos, un incremento de la sensibilidad en todas las zonas del cuerpo.

El semén ¿Qué pasa si me lo trago?

El semen está compuesto de los mismos nutrientes inofensivos, minerales y azucares que probablemente te comes todos los días, cosas como vitamina C, potasio, calcio y fructosa. (De hecho las células del esperma representan una porción muy pequeña del semen).

Aún así, no puede remplazar tu licuado por las mañanas: un hombre sólo produce aproximadamente una cucharita de semen por orgasmo, y eso no está ni cerca de darte beneficios a la salud, aunque te lo comas diario.

Pero tampoco contiene ningún ingrediente extraño, y tu cuerpo lo digiere como cualquier otra sustancia que comes, dice Debby Herbenick, profesora asociada en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Indiana. El verdadero peligro está en el riesgo de contraer una infección antes de tragártelo.


Más en #Sexo


Lo más reciente


Lo Más visto