Espectáculos

«‘3 kilitos menos'»: Magdalena Müller reveló discriminación en la TV

En conversación con el resto de los invitados en 'La Divina Comida', Magdalena contó la forma en que ha sido discriminada por su físico dentro de la tv.

El capítulo de este fin de semana de ‘La Divina Comida‘ juntó a las actrices Magdalena Müller y Amparo Noguera, con el comunicador Nicolás Copano y el senador del PPD, Guido Girardi.

Durante la segunda cena, cuando Magdalena fue la anfitriona, la actriz recordó el bullying que sufrió luego de participar en la teleserie «Somos los Carmona», debido a su aumento de peso.

Lee también: Fernanda Urrejola evidencia gran parecido con su ‘hija’ en serie estadounidense

Para su papel, Müller subió cerca de 10 kilos. «No me pusieron un número (de kilos para subir), siendo súper honesta. La historia era como la de Los Beverly Ricos, una familia del campo que llegaba a la ciudad y se hacían como millonarios”, comenzó explicando la actriz.

“O sea, el prejuicio es que los pobres son guatones. El concepto es que los ricos son bonitos, flacos y rubios y los pobres tienen que ser gordos y feos”, acotó Girardi

La discriminación en la TV

Luego de esto, Magdalena señaló: “Por ejemplo, a mí nunca me han dado un personaje de clase alta, solamente porque tengo los ojos cafés, el pelo café y no soy lo suficientemente delgada”.

«Cuando yo engordé esos 10 kilos, perdón la palabra, me hicieron mierda, el público, la gente en redes sociales me decía ‘¡¿qué hizo?!’ Es bien impresionante”, agregó.

“Tú cultivas un modelo, si la televisión solo muestra niñas flacas, estupendas de ojos azules, lo que la gente acostumbra a ver es eso”, añadió el senador.

Tras esto, Magdalena Müller contó que este tema se ha convertido en su bandera de lucha desde que está en la televisión. «Porque a mí muchas veces me han dicho que baje de peso. He tenido conversaciones con jefes, que me han dicho ‘Magda 3 kilitos menos’”.

“¿Te ayudaron?”, le preguntó Amparo a su colega, y ella dijo que no. “Dejé los postres y de a poquito… me demoré un año”.