Moda y Belleza

Estos son los seis consejos esenciales para el cuidado de tus uñas y evitar que se quiebren

En FMDOS te traemos una guía para el cuidado de tus uñas para que puedas mantenerlas saludables y hermosas. ¡Revisa los detalles aquí!

Uñas Cuidado Portada
Créditos: Getty Images

Las uñas quebradizas y débiles pueden ser un problema frustrante y puede ser un signo de deficiencias nutricionales, exposición a productos químicos agresivos, o simplemente un cuidado inadecuado.

Es por eso que en FMDOS te traemos seis consejos esenciales para mantenerlas fuertes y saludables.

1. Alimentación y nutrición

La salud de tus uñas está directamente relacionada con tu nutrición y el cuidado que le proporcionamos a nuestro cuerpo.

Uñas Nuticion
Créditos: Getty Images

Las uñas están compuestas principalmente de queratina, una proteína que requiere un aporte adecuado de ciertos nutrientes para su formación y mantenimiento. Cuando la dieta carece de estos nutrientes esenciales, pueden volverse quebradizas, débiles y propensas a descascararse.

Asegúrate de incluir en tu dieta:

  • Proteínas: Ayudan en la producción de queratina, la principal proteína de las uñas.
  • Vitaminas A, C y E: Importantes para el crecimiento y la fortaleza.
  • Biotina: Conocida por fortalecer las y prevenir que se quiebren.
  • Hierro y Zinc: Minerales esenciales que evitan la fragilidad.

2. Hidratación

La hidratación es un aspecto fundamental del cuidado de las uñas que a menudo se pasa por alto.

Al igual que la piel, también necesitan un nivel adecuado de humedad para mantenerse saludables, flexibles y menos propensas a la fragilidad.

Uñas Cuidado
Créditos: Getty Images

Además la cutícula, que protege la matriz de la uña, sin la hidratación adecuada, puede volverse seca y agrietada, lo que afecta negativamente el crecimiento.

Asegúrate de utilizar:

  • Aceites naturales: El aceite de coco, aceite de oliva y aceite de almendra son excelentes opciones para masajear tus uñas y cutículas.
  • Cremas hidratantes: Usa cremas específicas para manos, especialmente después de lavártelas o usar productos químicos.

3. Evitar productos químicos agresivos

El contacto frecuente con productos químicos agresivos presentes en muchos limpiadores domésticos, detergentes, quitaesmaltes y otros productos de belleza es una de las principales causas de uñas débiles, quebradizas y descascaradas.

Estos productos pueden despojarlas de sus aceites naturales, dejándolas secas y frágiles.

Uñas Proteccion
Créditos: Getty Images

Además, los productos pueden dañar la matriz de la uña, afectando su crecimiento saludable. Por ello, es crucial adoptar medidas preventivas para minimizar la exposición a estos agentes dañinos.

Asegúrate de utilizar:

  • Guantes: Utiliza guantes de goma al limpiar o lavar platos para proteger tus uñas de productos químicos agresivos.
  • Quitaesmaltes sin acetona: La acetona puede resecar y debilitar. Opta por alternativas más suaves.

4. Cuidado regular

Al igual que cualquier otra parte del cuerpo, las uñas requieren una atención constante y específica para prevenir problemas como la fragilidad, el descascaramiento y las infecciones.

Uñas
Créditos: Getty Images

Lee también: «Tres ideas de manicura sencillas para lucir en este invierno y que son ideales para la oficina»

Una rutina de cuidado adecuada puede hacer una gran diferencia en la apariencia y la salud de tus uñas, asegurando que se mantengan en las mejores condiciones posibles.

Asegúrate de seguir estos pasos:

  • Corte y limado: Mantenlas cortas y límalas regularmente para evitar que se enganchen y se rompan.
  • Base fortalecedora: Usa un esmalte base fortalecedor antes de aplicar color. Esto proporciona una capa protectora adicional.
  • Evitar el uso excesivo de uñas postizas y geles: Pueden debilitarlas si se usan con demasiada frecuencia.

5. Tratamientos naturales

Estos tratamientos ofrecen una alternativa segura y efectiva a los productos comerciales que a menudo contienen químicos agresivos.

Uñas Cuidado
Créditos: Getty Images

Además, nutren, fortalecen y embellecen las uñas de manera suave y respetuosa con el cuerpo, además de ser económicos y fáciles de realizar en casa, lo que los hace accesibles para cualquiera.

Incorporar tratamientos naturales en tu rutina de cuidado, no solo mejora su salud y apariencia, sino que también reduce la exposición a sustancias potencialmente dañinas.

Asegúrate de implementar estos tratamientos:

  • Baño de aceite caliente: Calienta un poco de aceite de oliva y sumérgelas durante 10-15 minutos. Esto puede ayudar a fortalecerlas y mejorar su apariencia.
  • Mascarilla con vitamina E: Abre una cápsula de vitamina E y aplica el aceite directamente en tus uñas y cutículas. Masajea suavemente.

6. Hábitos saludables

Al igual que cualquier otra parte del cuerpo, las uñas reflejan el estado general de tu salud y bienestar.

Uñas
Créditos: Getty Images

Lee también: Este es el flequillo que se usaba en los años 60’s y ahora vuelve a estar en tendencia

Implementar prácticas saludables no solo previene el daño y la fragilidad, sino que también fomenta el crecimiento de uñas más sanas y atractivas.

Asegúrate de no realizar estas practicas:

  • No muerdas tus uñas: Este hábito puede dañarlas y hacerlas más propensas a romperse.
  • Evita usarlas como herramientas: No las uses para abrir latas, rascar superficies duras, etc.

Implementando estos tips, puedes mejorar significativamente la salud y apariencia, haciéndolas más fuertes y resistentes a los daños diarios.

¡Pero ojo! Si tus uñas no mejoran con estos cuidados, considera visitar a un dermatólogo.


Contenido patrocinado

En vivo

Si no supiste amar...