Espectáculos

Mamá de Naya Rivera: «Tengo miedo de que la pena sea tan intensa»

A un año de la muerte de Naya Rivera, su madre, habló sobre cómo ha sido este proceso y la última conversación que tuvo con su hija.

Mamá Naya Rivera
Instagram @nayarivera

El pasado jueves 08 de julio, se cumplió un año desde el fallecimiento de la actriz Naya Rivera, conocida por su rol de Santana en la serie «Glee». 

Recordemos que la actriz de 33 años falleció cuando salió a pescar en un lago en California, con su pequeño hijo Josey que en ese entonces tenía 4 años.

De hecho, según se dio a conocer en ese tiempo, Naya Rivera, falleció salvándole la vida a su pequeño.

Mamá de Naya Rivera habló sobre el tiempo sin su hija

Tras un año desde este fatídico hecho, la mamá de Naya Rivera Yolanda Previtire, conversó con el programa estadounidense «Good Morning America», donde se refirió a todo lo que ha ocurrido tras ese 08 de julio.

De hecho, en dicha entrevista, la familia de la actriz, dio a conocer que la herida de la muerte de Naya aun está muy presente y que la «herida sigue abierta».

Una de las cosas que informó Yolanda es que conversó con su hija antes de que falleciera, cuando ya estaba en el yate junto a su pequeño hijo.

«Perdí dos de sus llamadas de FaceTime, y la llamé, tuvimos una hermosa conversación. El sol estaba besando su rostro y ella estaba hermosa. Llevaba un hermoso traje de baño blanco y se veía radiante», expresó la mamá de Naya Rivera.

Y fue ahí que dijo que le agradecía a la vida el haber podido conversar con su hija, ya que en medio de la llamada, Yolanda tomó capturas de pantalla del lugar en el que estaba.

Sin saber, que esto iba a ayudar a las labores de rescate, cuando se había perdido el rastro de la actriz.

Además, agregó «Siento la energía de Naya constantemente que me dice: ‘Mamá, sé feliz, no llores, estoy bien. Ve por Josey. Diviértete’. Y siento que eso viene de ella. Desearía que el legado de Naya fuera uno que enseñe a las personas a amar, si algo no está bien, intentar arreglarlo o hablarlo. Y sólo vivir la vida. Dios te ha dado una vida. Ama quien eres porque no tienes otra vida«.

Finalmente, la madre de la actriz confesó que «A veces tenemos miedo de que la pena sea tan intensa que tememos por nosotros mismos, porque esto es difícil».