Espectáculos

Kel Calderón celebra el cumpleaños de su pololo y desmiente rumores de un supuesto quiebre

Hace poco corrió el rumor de que Kel Calderón y Rodrigo Torrealba habrían terminado, sin embargo unas fotos desmintieron el supuesto quiebre.

Kel Calderon Pololo
Instagram

Desde hace un tiempo que comenzó a correr el rumor de que el corazón de Kel Calderón está ocupado, ya que aseguraban que tiene nuevo pololo.

Sin embargo la influencer y abogada nunca confirmó ni desmintió su romance, hasta el pasado fin de semana.

Y es que hace poco se vieron en redes sociales unas fotografías de Kel Calderón celebrando el cumpleaños de su supuesto pololo, Rodrigo Torrealba.

En las imágenes, que fueron publicadas por el mismo cirujano dentista, se puede ver la hija de Raquel Argandoña muy feliz.

Kel Calderón enamorada

Fue a través de sus historias en Instagram, que el joven publicó las postales donde se ve celebrando su cumpleaños junto a la influencer.

Además, en los registros captados por el portal Miraloquehizo, se ve a Kel Calderón sosteniendo la torta mientras le cantan feliz cumpleaños a su pololo.

En otra de las fotos, la abogada se ve muy acaramelada con su novio posando junto a todos los invitados de la celebración.

Con esto Kel Calderón y Rodrigo Torrealba confirmaron su romance y de paso terminaron con los rumores que decían que se habían separado.

Recordemos que a principios de octubre, los tortolitos disfrutaron de un romántico viaje a Pupuya, en la comuna de Navidad. Pero poco después de esto, las malas lenguas comenzaron a decir que la pareja había terminado, luego que ambos dejaran de seguirse en redes sociales.

Revisa acá el tierno registro de la pareja:

Te puede interesar: «Kel Calderón y su pololo comparten bellas fotos de su escapada romántica»

El problema con sus mascotas

Hace unos días, la influencer le contó a sus seguidores el gran problema que tiene debido a su gato Lucifer y a su perrita Martina.

Y es que según reveló Kel Calderón, compró una pequeña escalera para que Martina pueda subir y bajar de la cama. Sin embargo Lucifer no se ha mostrado muy contento con esto, y no ha permitido que la can pueda utilizarla.

Lo peor, es que el gato se adueñó de la escalera, y hasta incluso lo utiliza como cama.