Espectáculos

«No se la dejaré a Lucifer»: El problema que tiene Kel Calderón con sus mascotas

Kel Calderón tiene un grave problema con su gato y su perrita. Revisa todos los motivos en la siguiente nota. ¡Entérate aquí!

Kel Calderón
@k3lcalderon

Kel Calderón dio a conocer el grave problema que tiene con su perrita Martina y su gato Lucifer. Cabe señalar que la licenciada en Derecho compartió con sus seguidores el registro de la pelea que se produjo entre sus mascotas por una escalera. ¡Entérate de todo aquí!

Kel Calderón
Créditos:@k3lcalderón

La hija de Raquel Argandoña compró una pequeña escalera para que su perrita pudiera subir y bajar de la cama. Sin embargo, Lucifer se puso celoso y no ha permitido que Martina pueda utilizarla, lo que ha sido un real problema para Kel.

Leer más: Kel Calderón y su pololo comparten bellas fotos de su escapada romántica

¿Qué pasó con sus mascotas?

Por medio de sus historias de Instagram, la influencer dio a conocer que se encontraba preocupada por su perrita ya que, no sabe ni subir ni bajar de la cama, por esta razón decidió adquirir una escalera de almohadilla para evitar que se lesionara o se cayera. Según las propias palabras de Calderón: » No quería que se cayera de la cama y se pudiera lesionar la espalda o algo. Me llegó la famosa escalera, la puse al lado de la cama y la Martina no sabe cómo subir ni bajar la escalera».

Pero eso no lo es todo, según el relato de Kel, su gato Lucifer se adueñó de este objeto e incluso duerme en ella. «No necesita la escalera, su cuerpo está hecho para saltar», acotó la joven. 

Kel Gato
Créditos: Captura @k3lcalderon

La desesperación de la influencer

Frente a esta particular situación, la ex de Pangal Andrade no sabe que hacer, ya que sus mascotas están divididas por una escalera y sin dudas, puede ser un motivo de pelea entre ellas. Recordemos que tanto el gato como la perrita tienen sus personalidades por lo que hay que evitar cualquier conflicto.

Entre su desesperación, Kel Calderón pidió ayuda: «Si alguien tiene datos, ayúdenme o tendré que vender la escalera. No se la dejaré a Lucifer».

¿Qué te parece el problema que aqueja a Kel Calderón?