Espectáculos

El deán de la catedral de Toledo dimite tras polémico videoclip de C. Tangana y Nathy Peluso

Juan Miguel Ferrer dejó su cargo para evitar que el escándalo se agrande y reconoce que hubo fallos de comunicación con el arzobispo.

C Tangana Y Nathy Peluso
@nathypeluso

¡La polémica no para! El deán de la catedral de Toledo, Juan Miguel Ferrer, ha presentado su dimisión este martes.

Esto, después de la publicación del videoclip de C. Tangana con Nathy Peluso, el que fue grabado dentro del templo.

Y es que la pieza audiovisual escandalizó a muchos fieles católicos, a pesar de que había sido aprobada por el mismo deán Ferrer.

Incluso, los fieles llegaron a concentrarse la noche del domingo ante la catedral con velas para rezar el rosario como “acto de reparación”.

Por lo mismo, y para calmar las aguas, el deán respondió las preguntas sobre el polémico video, Ateo, del artista español.

Ateo

C. Tangana y Nathy Peluso se unieron para traer todo el ritmo de la bachata dentro de un templo.

“Yo era ateo, pero ahora creo, porque un milagro como tú ha tenido que bajar del cielo”, dicen los artistas en la nueva canción.

Lee también: 8 ideas de disfraces de icónicas películas para lucir en Halloween

Las disculpas

El deán Ferrer ha pedido disculpas por la polémica generada y ha pedido “perdón institucional” en su nombre y “por cuantos errores y faltas se hayan podido cometer de palabra, obra y omisión en los hechos de los últimos días”.

Sin embargo, no se retracta del comunicado que lanzó el viernes en el que justificaba por qué había aprobado la grabación.

En éste, reconocía que el vídeo utiliza “un lenguaje visual provocador”, pero argumentaba que esto “no afecta a la fe”, agregando que la catedral siempre “ha procurado mantener un diálogo sincero con las manifestaciones culturales del momento”.

No obstante, Ferrer ha admitido que “fue un error” que ningún representante de la catedral estuviera presente durante la grabación para “hacer advertencias” sobre algunas “cosas” que luego “han provocado el escándalo de algunas personas”

“Esto se tenía que haber evitado, fue un fallo. Yo admito toda crítica y reconozco que me puedo equivocar e incluso hacer mal, espero que sin querer, pero cuando me corrigen también me gusta que me corrijan con un poco de caridad y respeto”, manifestó.

También ha dejado claro que “normalmente” este tipo de grabaciones de vídeos en la catedral no se comunican al arzobispo, algo que “puede ser otro fallo”.

En este sentido ha apoyado lo que ya el viernes planteó el arzobispo de mejorar los protocolos y de “pedir siempre el visto bueno del Arzobispado para este tipo de actos que se salen de lo normal”.