Espectáculos

Daniela Castillo pide oraciones por su padre enfermo de Covid-19

'Él tiene 95 años y ha sido durísimo', fue parte de lo que expresó la cantante. La mamá de Daniela Castillo también se contagió.

Daniela Castillo
Instagram

Daniela Castillo se encuentra atravesando por un difícil momento en el plano familiar.

Y es que el padre de la cantante, de 95 años, se contagió de Covid-19, al igual que su madre.

‘Ha sido durísimo’

A través de sus historias de Instagram, Daniela Castillo entregó más antecedentes y agradeció el apoyo incondicional de sus seguidores.

‘Para toda la gente que me ha preguntado como está mi papo, él sigue evolucionando. Lento, pero evolucionando’, comenzó relatando la cantante de 36 años.

‘Para los que no saben por qué he posteado algunas cadenas de oración, es porque él se contagió hace dos semanas de Covid. Lamentablemente también cayó mi mamá’, agregó.

‘Él tiene 95 años y ha sido durísimo estar lejos de él. Ha sido durísimo no poder acompañarlo en este proceso, pero le agradezco a todos por estar presente con esta cadena de oración. Sinceramente les agradezco de corazón’, manifestó Daniela Castillo, quien no puede esconder su preocupación.

Eso sí, confirmó que su madre, de 86 años, ya se encuentra bien y que salió de cuarentena.

Daniela Castillo

Revisa: Katherine Orellana y su experiencia tras contagiarse de Covid-19

‘Si supieras cómo te extrañamos, Papo. Cómo desearía estar abrazándote y haciéndote reír en estos momentos’, expresó en uno de los llamados a cadenas de oración que compartió en su cuenta de Instagram.

Daniela, por su parte, seguirá convocando a sus seguidores hasta que su padre se recupere.

Más aún al estar lejos, pues sus papás viven cerca de Curacaví, mientras que ella reside en Santiago.

Daniela Castillo

Cabe recordar que Daniela Castillo es adoptada por Arturo Castillo y María de la Paz Vicuña.

‘Hoy lo veo más desde lo real que de lo idílico (la adopción). Me ha tocado hablarlo cara a cara con mamás que han adoptado, personas que han sido adoptadas; he podido intercambiar experiencias. Todos lo vivimos diferente. Y he aprendido que todas las emociones son válidas‘, comentó recientemente Daniela en entrevista con la revista Sarah.