Vida sana

¿Por qué es tan importante comer frutos secos?

Los frutos secos son un tremendo aporte dentro de una dieta balanceada debido a la gran cantidad de nutrientes que poseen y su versatilidad.


Los frutos secos son un tremendo aporte dentro de una dieta balanceada debido a la gran cantidad de nutrientes que poseen y su versatilidad. Acá te cuento un poco más sobre sus múltiples beneficios y deliciosas maneras de incorporarlos en nuestras comidas.

Estos aportan grasas saludables, vitaminas, minerales, antioxidantes, y fibra.  Si bien hay que comerlos con  moderación, es decir un puñado de estos sería lo ideal para una colación o un desayuno, es importante recordar que comer grasas saludables ayuda a regular el peso.

De hecho, un alto contenido de grasa saludable (frutos secos, palta, aceite de oliva, pescados), proteína moderada, y dieta baja en carbohidratos es una de las maneras más eficaces para perder peso, ya que ayuda a hacer una transición y que el cuerpo utilice la grasa como combustible principal.

Algunas preparaciones

Quedan deliciosos en lechadas vegetales con cacao y plátano, mousse de palta, canela, acaí, miel y castañas de cajú, láminas de almendras sobre brownies de poroto negro con cacao y miel, las preparaciones que puedes hacer con estos son muy variadas.

Un sin número de estudios han relacionado el consumo de frutos secos con la longevidad. Un estudio realizado a gran escala por Harvard, que duró 30 años encontró que: consumir frutos secos al menos 5 veces por semana fue asociado con un riesgo 29% menor de mortalidad por enfermedades cardíacas, y un riesgo 11% menor de mortalidad por cáncer.

Almendras:

De acuerdo con un estudio reciente de la Universidad de Florida, comer un puñado de almendras todos los días es una forma sencilla de mejorar su alimentación y dejar de consumir comida chatarra, es una buena colación y si lo combinas con semillas de chía y avena te da una gran sensación de saciedad.

Nueces:

Consumir un puñado al día, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas en casi un 30%, el riesgo de cáncer en un 15% y el riesgo de sufrir muerte prematura en un 22%.

La puedes incorporar como colación, en ensaladas, platos de fondo o postres. En la forma que sea, al consumir nueces estarás incorporando a tu metabolismo uno de los productos más sanos del mundo.

Investigaciones publicadas en los últimos diez años, lideradas entre otros por investigadores de la Universidad de Pensilvania, reafirman que las nueces son beneficiosas para el esqueleto y evitar osteoporosis. Este efecto beneficioso se debe al alto contenido de las nueces en ácido alfalinoléico (ALA), un ácido graso omega-3.

Este fruto, por ser rico en vitaminas del grupo B, que ayudan con la fatiga o estrés, lo hace apto también para deportistas. Por algo, en el Ramadán lo consumen como fuente de energía y para reponerse de largas horas de ayuno.

Prueba una rica salsa con nueces, ajo, cilantro, semillas de sésamo tostadas y palta. Sobre cualquier ensalada o vegetales salteados queda deliciosa.

¿Quieres hablar de un tema en particular? Déjanos tus sugerencias sobre alimentos, terapias o alternativas saludables para incluir en las próximas columnas:


Más en #Vida sana


Lo más reciente


Lo Más visto