Columnas FMDOS

Especial #LosMensajesDeCupido: manejo emocional y el influjo de la Luna

El primer plenilunio de 2020 se manifiesta de manera especial y marca el comienzo sombrío de este año. Revisa cómo las fases lunares influirán en tu signo.

Luna rosa

El primer Plenilunio de 2020 se manifiesta de forma especial: será el primero de los cuatro eclipses lunares de este año. La sombra de nuestro planeta se proyecta sobre el 90% de su superficie, opacando su natural brillo. El fenómeno no será visible en América, pero sí en el hemisferio oriental, indicación del comienzo sombrío del presente año, de fuertes perturbaciones emocionales.

Sigue a Los Mensajes de Cupido en su Twitter: @jotagom

¿Quieres saber cómo estará tu 2020? Revisa los pronósticos en el especial #LosMensajesDeCupido

LUNA, INCONSCIENTE Y FEMINIDAD

La presencia de la Luna durante las noches es como un faro luminoso que atrae la atención, inspira la mente, transmite una fuerza misteriosa y altera el comportamiento humano. Influye sobre las mareas, sobre el flujo y presión sanguínea, los líquidos corporales y el funcionamiento hormonal, en hombres y mujeres. Ella es capaz de conectarnos con el inconsciente, el mundo interior de los sueños, las ilusiones, los miedos, el amor y la pasión.

Desde la antigüedad la Luna fue considerada como una diosa que representaba el poder de la feminidad. Ella ha estado ligada a la fertilidad, la maternidad, la familia, la nutrición y las emociones. De hecho, el ciclo menstrual de la mujer coincide con el ciclo lunar (28-29 días), así como el proceso de gestación humana requiere alrededor de 270 días, equivalente a nueve ciclos lunares (39 semanas). Por ésta y muchas otras razones, la Luna siempre ha estado asociada con las condiciones y comportamientos de la mujer.

LAS CUATRO CARAS DE LA LUNA Y SU INFLUENCIA

La Luna es el astro más cercano a la Tierra y el que ejerce sobre nuestro planeta y sus habitantes más alteraciones en su comportamiento habitual. Efectúa su recorrido alrededor nuestro en cuatro semanas, constituyendo la base que nos permite cuantificar el paso del tiempo en ese lapso que denominamos mes.

El mes lunar consta de 29.5 días divididos en cuatro semanas, de un poco más de 7 días cada uno. En cada una de ellas se manifiesta con más énfasis una de las cuatro caras o fases lunares: Luna Nueva; Cuarto Creciente; Luna Llena; y Cuarto Menguante. Se trata de un proceso constante, con dos tendencias marcadas: una de crecimiento, desde Luna Nueva hasta Luna Llena; y la otra de disminución, de Luna Llena a Luna Nueva, con duración de una quincena cada una.

LAS 4 FASES LUNARES

LUNA NUEVA

Días 1 al 7

Se inicia en una noche sin Luna, progresivamente va apareciendo al atardecer y primera hora de la segunda noche por el oeste, como una fina línea curva, en crecimiento.

Representa nacimiento: el impulso de la fuerza creadora.

CUARTO CRECIENTE

Días 8 al 14,5

Aparece en la parte más alta del cielo, poco después del ocaso. Se le ve como una Medialuna, con tendencia a crecer.

Representa los primeros resultados de una siembra, el avance.

LUNA LLENA

Días 14,5 al 22

Sustituye al Sol en su función iluminadora del cielo. Ella surge por el este cuando el Sol se oculta por el oeste, permanece toda la noche iluminando el cielo y se pone por el oeste cuando aparecen los primeros rayos solares por el este, al amanecer. Se muestra como un inmenso círculo resplandeciente, que opaca el brillo de las estrellas.

Representa la plenitud, el encanto de la madurez y la extrema sensibilidad.

CUARTO MENGUANTE

Días 22 al 29,5

Aparece desde la medianoche como Medialuna y permanece hasta la madrugada, cada noche durante menos tiempo en el cielo, perdiendo parte de su luminosidad, mientras se aproxima al Sol.

Representa experiencia, caducidad, introspección, evaluación, sabiduría y preparación para la muerte o el cambio.       

  

RAREZAS LUNARES DE 2020

Sólo en tres o cuatro de los diez años que conforman una década se da la posibilidad de tener un mes con dos lunas llenas, la segunda de las cuales recibe el nombre de Luna Azul, por su atipicidad. Aproximadamente cada 32 meses (2,66 años) ocurre ese fenómeno y el año en que eso pasa tiene la cualidad de contar con trece lunas llenas, en lugar de las doce habituales.

Por lo general, cada año se producen cuatro eclipses, dos de luna y dos de sol, y se alternan una vez por semestre; pero, hay algunos años especiales en que el número de eclipses puede aumentar a cinco, seis o hasta siete, mientras más eclipses por año, más extraño el fenómeno, cuando eso pasa el primero de ellos siempre ocurre al iniciarse el año (en el primer mes).

Cada 14 meses coinciden las fechas del Plenilunio con el Perigeo, es decir, la Luna Llena transitando por el punto de máxima cercanía a la Tierra, motivo por el cual el tamaño de la Luna aparenta ser mayor que el resto de los meses, por eso se conoce este fenómeno como una Super Luna.

Este año 2020, inicio de una nueva década, reúne, como ningún otro, el mayor número de extrañezas con respecto a nuestro satélite. Tenemos un año con 13 Lunas Llenas, un mes (octubre) con dos de ellas y una Luna Azul, viviremos hasta 4 eclipses de luna, además de los dos de sol, algo que ello no ocurría desde 2011 y no volverá a suceder hasta 2029; y podremos apreciar una Super Luna durante la noche del primer Plenilunio después del Equinoccio, coincidiendo con la celebración de la Pascua judía y la Semana Santa cristiana (7 de abril).

Todas estas rarezas lunares de 2020 nos afectará de distinto modo según nuestra fecha de nacimiento.

¡Revisa cómo influyen las 13 lunas en cada signo zodiacal!