horóscopo

Especial #LosMensajesDeCupido: Pronósticos para 2020, año de definiciones

Comienza el 2020, un año "excéntrico" marcado por la retrogradación de los 'planetas telúricos' y las peculiaridades de la Luna caprichosa.


Nos despedimos de 2019 y le damos la bienvenida al 2020, un año nuevo que estará marcado por las definiciones. ¡Descubre más en nuestro especial de #LosMensajesDeCupido!

Sigue a Los Mensajes de Cupido en su Twitter: @jotagom

Revisa las predicciones semanales de todos los signos en sus columnas.

2020: el año de las definiciones:

Te ofrecemos una mirada amplia sobre el nuevo año 2020, en el que nuestro planeta dará otro giro completo alrededor del Sol. Se inicia la tercera década del tercer milenio, un año poco común, con un día adicional, por su condición de bisiesto, de 366 días (29 de febrero), factor que restaura el equilibrio en el calendario civil.

Los extraordinarios eventos astrales de este año que recién comienza le otorgan una cualidad única, en el que se propicia una nueva dinámica en las relaciones entre las naciones en las distintas regiones del planeta. Se pondrán a prueba novedosas estrategias de organización y gestión de los procesos económicos, sociales y en el rescate de los valores éticos, con mayor consciencia ecológica.

Escenario capricorniano

El 2020 comienza en medio de un período intereclipsal, pocos días después del reciente eclipse del Sol en Capricornio, y una decena de días antes de la primera Luna Llena, que esta vez se verá opacada por la sombra emitida por la Tierra. La combinación de ambos eclipses de Sol y Luna nos anuncia la naturaleza generadora de cambios que se manifestará a lo largo de los próximos doce meses.

Capricornio será el territorio sideral en el que se unirán tres astros con mayor poder transformador e influencia en la vida de los pueblos: Júpiter, Saturno y Plutón, incidiendo en los acontecimientos sociales, económicos y políticos a nivel mundial, tal como ya ocurrió en los lapsos de 1989-91 y en 1966-68 del pasado siglo.

Durante la primera quincena del año hasta cinco planetas estarán concentrados y alineados en Capricornio, otorgándole a esa zona del cielo una condición de máxima vulnerabilidad, fenómeno que se repetirá con la primera Luna Nueva (23-24 de enero), en los días previos al equinoccio de otoño (17 al 20 de marzo) y a mediados del mes siguiente (14-16 de abril). Este reiterado fenómeno eleva el carácter inestable de las actuales estructuras políticas y organizativas de la sociedad.

Los planetas telúricos

Mercurio, Venus y Marte son considerados planetas telúricos por ser los más parecidos al nuestro en lo que respecta a la naturaleza sólida de su masa y por su relativa proximidad a la Tierra. Durante este año esos tres planetas van a alinearse con el Sol y la Tierra, provocando sus respectivos períodos de retrogradación. Tiempo en que la condición de su energía mostrará distorsiones.

Mercurio exhibe su movimiento en retroceso en tres ocasiones, en febrero-marzo; junio-julio; y octubre-noviembre, cuando transite por los signos de agua: Piscis, Cáncer y Escorpio, respectivamente. Los nacidos bajo la influencia de esos signos de carácter emocional tendrán mayor dificultad para la expresión de sus sentimientos y mostrarán una conducta más taciturna y melancólica en los días cercanos a sus cumpleaños.

Venus culminará su ciclo de 18 meses a mediados de año. Estará retrogradando durante mes y medio (del 13 de mayo al 25 de junio) en su paso por Géminis. A los que nacieron bajo el influjo de este signo les corresponderá bajar su nivel de raciocinio y someterse a los vaivenes de sus estados de ánimo, revisando y reordenando su situación afectiva, tal como ocurrió hace 8 años (2012).

El planeta Marte se alineará con Sol y Tierra a mediados de octubre, momento en que alcanza su máxima cercanía a nuestro planeta en los últimos dos años. Durante poco más de dos meses estará retrogradando en el signo de Aries (de septiembre a noviembre), no lo hacía en esa zona sideral desde el año 1988. Las personas nacidas bajo ese signo deberán hacer este año un esfuerzo adicional para controlar su agresividad y manejar la rabia contenida. Ese será un período de muchos conflictos y tensiones en las relaciones de poder entre las naciones.

Los caprichos de la luna

La Luna ocupará un lugar predominante en el desarrollo de este año, que inicia bajo Luna Nueva y cerrará con Luna Llena. Trece plenilunios marcarán el movimiento emocional del período, cuatro de ellos bajo condición de eclipse, fenómeno inusual que no se presentaba desde hace 11 años.

A su paso alrededor de nuestro planeta, la Luna también ocultará un par de veces al Sol: en pleno Solsticio de Invierno (21 de junio) y una semana antes del Solsticio de Verano (14 de diciembre). Este último eclipse afectará el territorio austral de Sudamérica, especialmente a Chile y Argentina, en donde podrá ser observarlo como Eclipse Total de Sol, indicación de importantes cambios en la vida política y social de esa región.

En plena Semana Santa se podrá contemplar la luna más grande del año, por su máxima cercanía a la Tierra, la Super Luna del Martes Santo (7 de abril), que estará transitando por Libra. La fuerte influencia lunar de esos días estará acompañada por la elevada tensión entre Marte y Urano, de un lado; y la poderosa conjunción de Júpiter y Plutón, por el otro, signos de turbulencia y conflictividad.

Octubre contará con la peculiaridad de mostrar dos Lunas Llenas, al inicio y al final del mes, la primera de ellas se produce en conjunción con el planetoide Quirón, en Aries; mientras que la segunda, conocida también como Luna Azul, estará conjunta con Urano, el planeta de los cambios inesperados, en su paso por Tauro.

En síntesis

Se trata de un año excéntrico, que comienza y termina con eclipses, con la inusual conjunción de planetas externos en Capricornio y con la retrogradación de los tres astros más afines con la Tierra, en períodos sucesivos, casi todo el año (desde febrero hasta noviembre), además de las peculiaridades de la Luna caprichosa: trece plenilunios, dos super lunas y una luna azul.

Como dice el antiguo aforismo “Así como es arriba, es abajo”, las excentricidades del cielo nos anuncian acontecimientos terrenales que rompen con la habitual dinámica de los procesos sociales para indicarnos que navegamos por aguas turbulentas hacia una nueva época histórica, como destino incierto para la humanidad.

Pronósticos y recomendaciones para 2020


Pronóstico 2020 por FMDOS


Más en #horóscopo


Lo más reciente


Lo Más visto