Sexo

5 emociones positivas que podemos cultivar en pandemia

El cultivo de ciertas emociones se relaciona de forma directa con nuestros niveles de satisfacción con la vida y el bienestar.


Se ha visto que el cultivo de ciertas emociones se relaciona de forma directa con nuestros niveles de satisfacción con la vida y el bienestar. Una forma efectiva de lograrlo, es analizando cuándo, cómo, dónde y con quién sentimos estas emociones y buscarlas activamente de manera cotidiana.

Según la psicóloga social y experta en este ámbito; Barbara Fredrickson, tanto las emociones negativas y como las positivas tienen una función adaptativa.

Las emociones negativas como el miedo, la ira o la ansiedad nos preparan para realizar una conducta de supervivencia en situaciones de peligro y nos preparan para una reacción inmediata. Por ejemplo, pueden potenciar el lavado de manos, uso de mascarilla y distanciamiento físico.

Por su parte, los beneficios adaptativos de las emociones positivas son a más largo plazo y nos ayudan a construir un conjunto de recursos personales (físicos, intelectuales y sociales).

Algunas de estas emociones son:

Alegría

Hay muchas fuentes de alegría, como por ejemplo recibir una sorpresa de un ser querido, tener algún logro personal y/o laboral y ser reconocido por eso, salir a pasear con tus amig@s, etc. Se asocia a la sensación de que las cosas son exactamente como deberían de ser y estamos donde deberíamos estar. ¿Qué te genera alegría a ti?

Gratitud

Es ese momento en el que te das cuenta que alguien hizo algo por ti que valoras o que dio mucho más por ti de lo que era necesario. La gratitud nos vuelve más receptivos abiertos y activa en nosotros el “botón de la reciprocidad” genuina, que nos mueve a hacer algo por aquella persona que nos hizo tanto bien y de la cual estamos agradecidos. Es una fuente poderosa para generar círculos virtuosos.

Una de las caras opuestas de la gratitud, es la sensación de estar en deuda. Cuando sentimos que tenemos que pagarle a alguien, no se trata de gratitud, sino de “estar al debe”, lo que nos genera una sensación desagradable. Cuando sentimos gratitud, queremos agradecer. Cuando estamos en deuda, sentimos que tenemos o debemos agradecer.

Serenidad

Tiende a darse en un ambiente familiar y seguro, que, a diferencia de la gratitud, experimentamos de forma más relajada, sostenida y sutil. Esta es una emoción luminiscente y suele venir después de otras formas de positividad, como la alegría y el orgullo. Podemos disfrutarla cuando estamos plenamente presentes y conscientes de lo que estamos viviendo.

Orgullo

Es una de las emociones catalogadas como de “auto-conciencia”, y muchas veces tiene una connotación negativa al asociarla con los pecados capitales como la soberbia. Tiende a florecer cuando hemos logrado algo que nos hemos propuesto y que ha requerido de esfuerzo, compromiso y constancia. Nos ayuda a tener una visión más optimista del futuro y nos motiva a seguir planteándonos metas y éxitos futuros.

Amor

Al igual que el resto de las emociones positivas, el amor puede ser fugaz y experimentarse como un micro momento de bienestar. El secreto del mismo es que es renovable y justamente en eso se basa la idea popular de “regar la plantita”, ya que amar es también un verbo. Ese momento de conexión incluso podemos sentirlo con un extraño, pero lo que lo diferencia de un vínculo más profundo es el peso de la historia compartida y las oportunidades que tenemos de renovar esa emoción una y otra vez.

El amor es pura conexión, ocurre gracias a la resonancia positiva de tres eventos:

  • El compartir una o varias emociones positivas con otra persona.
  • Una sincronización entre nuestras conductas y bioquímica con las de la otra persona.
  • Invertir en el bienestar del otro para que ambos sean beneficiados.

Cuando sentimos amor nuestros cuerpos tienen una reacción biológica que incrementa nuestra sensación de bienestar y reduce nuestro nivel de estrés, lo que se relaciona directamente con mejorar nuestra salud y calidad de vida.

Si quieres saber más sobre el tema escucha “Cómplices, Los Dos” todos los jueves a las 19:00 horas.

Rodrigo Jarpa es Magíster en Psicología Clínica, Doctor en Sexualidad Humana. Fundador & Docente, Academia de Psicología & Bienestar. Miembro de la American Association of Sexuality Educators, Counselors and Therapists.

Síguelo en su cuenta de Twitter: @rodrigojarpa

¡Deja tus preguntas!


Más en #Sexo


Lo más reciente


Lo Más visto