Amor

Masturbación femenina: ocho beneficios de esta práctica

Además de intensificar el placer, este acto -más que saludable- trae múltiples ventajas para el cuerpo de la mujer.

Masturbación Femenina
Getty Images

El autoplacer de la mujer, a través de la masturbación femenina, es una práctica saludable milenaria que por años fue considerado un tabú. Sin embargo, cada vez es más común tocar este tipo de temas por su importancia en la sexualidad.

Con los años, cada vez son más las mujeres que hablan abiertamente de la masturbación femenina, especialmente por la variedad de beneficios que trae. La importancia del autodescubrimiento es de vital importancia, no solo desde la individualidad, sino incluso para la pareja.

La masturbación femenina es una práctica sana porque no tiene efectos negativos ni secundarios. Al contrario, son muchos los aspectos positivos que valen la pena destacar del autoplacer de la mujer.

También, es importante contribuir con información certera que ayude a derribar mitos y tabúes que solo perjudican el goce pleno de la sexualidad.

Ocho beneficios de la masturbación femenina

Estos son los principales beneficios de la masturbación femenina, según el sitio web de psonrie:

  • Previene infecciones: cuando ocurre el orgasmo durante la masturbación, el cuello uterino se abre, lo que permite la liberación de bacterias acumuladas.
  • Autoconocimiento: la práctica te enseña a explorar tu cuerpo y a descubrir gustos y disgustos en pareja. También, permite identificar las distintas maneras físicas de alcanzar un orgasmo, sola po acompañada.
  • Garantiza bienestar: el orgasmo hace que el cerebro libere neurotransmisores. Estos son los que afecta directamente el estado anímico.
  • Mayor disfrute en pareja: estudios han comprobado que la frecuencia de la masturbación incide en un mayor disfrute con el otro en el acto sexual.
  • Alivia el dolor menstrual: otro de los beneficios de la masturbación femenina es que contribuye a aliviar ese malestar.
  • Reduce el estrés: el efecto relajante del orgasmo, como consecuencia de las sustancias que libera el cerebro, disminuye el estrés del día a día.
  • Favorece el buen dormir: la práctica anticiá un mayor descanso. La relajación posterior al orgasmo ayuda a conciliar el sueño.
  • Mejora la salud: estudios han demostrado que el orgasmo es capaz de reducir el riesgo de enfermedades como la diabetes y el cáncer.

Recuerda que la frecuencia de esta práctica la pones tú. Ante cualquier duda, es siempre importante acudir a un profesional que puede guiarte de manera efectiva.

Lee también: ¿Qué hacer si siento falta de deseo sexual con mi pareja?

En vivo

Si no supiste amar...