Amor

Agamia: ¿En qué consiste este modelo de relación y cómo identificar si es lo que quiero?

Diferente al sistema monógamo tradicional, este modelo es cada vez más común entre las actuales generaciones.

Agamia
Getty Images

Cada vez es mayor la cantidad de personas que abrazan a un nuevo modelo de relación llamado la Agamia. Se trata de un estilo de vida más liberador que difiere de los sistemas monógamos y tradicionales con los que nos relacionamos.

Aunque la Agamia permite mayores libertades, también supone un gran sacrificio, ya que va en contra de los estándares de la sociedad actual.

¿Qué es la Agamia?

Según la web oficial de Psicología y Mente, la Agamia es «la ausencia de lo que es llamado gamos, que es una unión entre dos personas que tiene al matrimonio como punto de referencia. En noviazgo, por ejemplo, es un ejemplo de gamos, ya que culturalmente es visto como una antesala al casamiento, pero hay muchos otros casos similares».

Es decir, este es un sistema que establece como innecesaria la estructuración de una pareja. Incluso va en contra de otros modelos como el poliamor. Sin embargo, practicar la Agamia no quiere decir que perdamos la capacidad de relacionarnos sentimentalmente o que dejemos de sentir afecto por otros.

Según la directora de Antorcha Ediciones, Raquel Machado, «se trata de una crítica a la ideología amorosa, pero el que no formemos parejas no quiere decir que no nos relacionemos ni que no sintamos apego o admiración. Lo que sí hacemos es poner en duda por ejemplo el enamoramiento. Lo que no nos permite racionalizar y lo que nos empuja a lanzar expectativas ilegítimas».

En pocas palabras, practicar la Agamia va en contra de los títulos de pareja, rompiendo incluso los patrones de exclusividad y fidelidad.

«¿Qué se tiene que esperar cuando siento algo? Querer limitar el contacto con el mundo o la vida sexual, querer ser la más importante para el otro. Es un patrón ya escrito que se pone en marcha tras el enamoramiento. Pero si el enamoramiento es un sentimiento, ¿no tendría que poner en marcha semejante maquinaria? Es por ello un marco en el que enzarzamos la vida y las expectativas, no es un sentimiento», sumó Machado.

Entonces, si sientes que no deseas ataduras en este momento, pero que de igual forma te gusta compartir tus emociones con alguien más, probablemente estés experimentando la Agamia.

Lee también: ¿El sexting con otra persona es sinónimo de infidelidad?

En vivo

Si no supiste amar...