Noticias

¡Terminaron abrazados! Joven se arrepintió de robar a dueña de negocio

En Collipulli, la dueña de un negocio fue víctima de un asalto. Sin embargo, el hecho tuvo un inesperado final, ya que el joven se arrepintió

¡Terminaron abrazados! Joven se arrepintió de robar a dueña de negocio

La mañana de este viernes 23 de abril en el matinal «Contigo en la Mañana» de CHV se conoció a Enibalda Concha, dueña de un minimarket en la comuna de Collipulli, región de La Araucanía. Ahí relató cómo logró convencer a un ladrón de recapacitar frene a un asalto.

Y es que la situación ocurrió luego de que el joven ingresara al local de Enibalda Concha, con el rostro cubierto, amenazándola con un arma blanca.

¡Terminaron abrazados! Joven se arrepintió de robar a dueña de negocio

En conversación con CHV Noticias la mujer explicó: «Aparece un joven vestido de negro y yo abro la puerta. Él entra y me dice ‘esto es un asalto’ con el cuchillo en alto. Yo me sorprendí. No me dio miedo. Él se fue directo al cajón y sacó plata».

¡La dueña del negocio conversó con el joven!

En ese contexto, la mujer añadió: «Él se puso nervioso cuando yo le dije ‘hijo, ¿por qué haces esto?’. Le dije ‘no lo hagas, está mal lo que estás haciendo. Y empezó a tiritar’. Le dije ‘vamos a conversar’. Lo llevé hacia a atrás y estuvimos conversando y, al final, le tomé el cuchillo y se lo escondí».

Además de la conversación que tuvieron, Enibalda Concha dijo que en la parte trasera del negocio, ella y el joven también hicieron oraciones. Respecto a eso, Juan Carlos Fuentealba, esposo de Enibalda Concha indicó: «Yo la encuentro muy valiente, porque ella estaba sola y redujo al delincuente, hablándole la palabras de Dios».

«Él me abrazó»

Finalmente, la mujer contó que el ladrón aseguró «que nadie le había hablado como le hablé yo. Él me abrazo y yo igual le daba palabras de consuelo».

Cabe destacar que los afectados no presentaron cargos ante la situación. Sin embargo el joven fue detenido por personal de Carabineros y quedó con prohibición de acercarse al domicilio de la víctima.