Mascotas

Por esta razón no debes tener lámparas de sal cuando tienes gatos en casa

Las lámparas de sal se vuelven adictivas para las mascotas, lo que produce graves daños en su organismo, y pueden llegar a ser mortales.


Las lámparas de sal han pasado a ser un recurrente objeto decorativo, debido a que se dice que tienen un impacto positivo en las energías del hogar.

Sin embargo, también se ha revelado que estas lámparas podrían resultar mortales para las mascotas, especialmente si se trata de perros o gatos.

Los veterinarios del hospital Rose Avenue, ubicado en Australia, compartieron el testimonio de una familia que acudió a urgencias con un gato que presentaba problemas de salud.

Los dueños del animal, llamado Ruby, notaron que caminaba de manera extraña y tenía su cabeza en una posición que no es habitual.

Lee también: Estudio revela que los perros sienten el estrés de sus dueños

“Pensamos que tenía frío así que la acobijamos y temperamos la casa y nos fuimos a trabajar como de costumbre”, relató uno de los familiares, según cuentan a través de Facebook. “Cuando llegamos a casa, la gata estaba muy deteriorada, así que la llevamos al veterinario”, dijo.

“No podía caminar correctamente, no podía oír ni ver, ni siquiera podía comer o beber, porque su lengua no funcionaba bien. Sus sentidos básicos y habilidades se fueron en 12 horas. Estaba muy indefensa”, señalan desde el centro médico, donde notaron un daño neurológico en Ruby.

Ruby. Fuente: Facebook

Los veterinarios sólo pudieron detectar cuál era el problema una vez realizados lo exámenes de sangre: tenía niveles de sodio extremadamente altos.

Ruby se había envenenado debido a que lamió la lámpara de sal que la familia tenía en el living de la casa, sin que ellos pudieran percatarse de este hecho.

“Esto suele ser más común en perros, así que fue un gran shock: era el primer caso de un gato registrado en el lugar. El envenenamiento por sal es extremadamente mortal para los animales”, explican los veterinarios en el comunicado.

“Las lámparas de sal son adictivas para los animales. Tienen un sabor que se compara al de las patatas fritas para nosotros. Así que por favor, manténgalas fuera de alcance de sus bebés”, añaden.

Con respecto a Ruby, afortunadamente los doctores lograron estabilizarla y ahora comienza el camino para su recuperación.


Más en #Mascotas


Lo más reciente


Lo Más visto