Noticias

Higiene en las mascotas: Revisa estos consejos para un correcto baño

Si eres de los que baña a la mascota en el hogar, considera algunos puntos relevantes, como la temperatura del agua o el tipo de shampoo.

Aunque en toda temporada es importante, bañar a las mascotas lo es aún más en días de calor.

Para los animales, el baño es sinónimo de salud e higiene. Sin embargo, su frecuencia y uso de productos dependerá de las características propias de la piel de cada mascota.

De ahí que los especialistas recomienden ciertas consideraciones antes de someterlos a la clásica rutina de limpieza.

Uno de los errores más frecuentes que se cometen al bañar a las mascotas, es el uso shampoo o jabones que tienen un pH inadecuado para su piel, especialmente los de uso humano o de bebé.

‘Nuestro pH (5,5) es diferente al de nuestras mascotas (7,0). Cuando usamos productos cosméticos humanos en ellas, no solo barremos la suciedad y grasa que presenta el animal, sino que alteramos los microorganismos normales que protegen su barrera cutánea. Y generamos desequilibrios que pueden causar problemas dermatológicos como las dermatitis o resequedad de piel’, explica Natalia Matamala, médico veterinaria y cofundadora de Pet-it, empresa chilena dedicada a la fabricación de productos dermocosméticos para animales domésticos.

Revisa: Pet Funeral: Así funciona la primera funeraria para mascotas en Chile

Frente a lo anterior, la especialista aconseja usar un shampoo de uso veterinario, idealmente del tipo syndet. Y es que a diferencia de los tradicionales para mascotas, no barren con la grasa natural de la piel, mantienen su hidratación y no dañan a los microorganismos que habitan en ella.

Además, la veterinaria recomienda los siguientes tips a la hora de bañar a los perros o gatos.

1. Mojar el pelaje y piel con agua tibia

Por el riesgo de quemaduras, el agua no puede estar caliente. La temperatura ideal del agua es de alrededor de 38º grados. Se debe empezar el baño por las extremidades, luego el tronco y al final la cabeza. Un proceso que debe realizarse de a poco para que el animal se acostumbre al agua y no quiera salir corriendo. No hay que olvidar proteger sus conductos auditivos utilizando un algodón o tapones. De este modo se evita que ingrese agua a sus orejas, previniendo una posible otitis.

2. Aplicar bien el shampoo

El shampoo se debe aplicar directamente sobre la mascota o bien, en la mano, distribuyendo el producto y masajeando en el sentido de crecimiento del pelo, siempre evitando que el producto entre en contacto con los ojos, ya que podría provocar irritación.

3. Enjuagar y secar

Se deben eliminar los residuos del producto con abundante agua y secar con una toalla, sin olvidar las zonas sensibles y los pliegues. Luego, usar el secador de pelo para asegurarse que la piel quedó completamente seca. Solo así se podrá evitar algún tipo de patología causada por humedad. En caso de no contar con uno, siempre será mejor llevarlo al peluquero para asegurar que la piel no quede húmeda.

Otros cuidados

-Cepillado: Además del baño, también es importante cepillar el pelaje de la mascota, al menos una o dos veces por semana si tiene el pelo corto y todos los días, si tiene el pelo largo.

-Cuidado de las patitas: Y ante el virus del Covid-19, se recomienda limpiar las patas de la mascota utilizando productos desarrollados especialmente para su piel. Se debe evitar el uso de desinfectantes o sustancias irritantes como cloro, alcohol o aerosoles desinfectantes. Las toallitas desinfectantes con clorhexidina, a pesar de ser un excelente antiséptico, son principalmente bactericidas pero no viricidas, por lo que su acción es insuficiente para matar el coronavirus. No es recomendable utilizar jabón de uso humano, por diferencias en el pH.