Noticias

Vuelta a la rutina: ¿Cómo ordenar el sueño después de las vacaciones?

Junto con marzo y el retorno de las vacaciones, llega también el momento de olvidar el trasnoche y de volver a poner el despertador. 

sueño

Estés en el colegio, universidad o seas trabajador, la vuelta a la rutina puede traer consigo trastornos del sueño como insomnio severo y somnolencia diurna. Incluso, en algunas personas puede provocar falta de concentración, irritabilidad, tristeza y estrés, afectando el día a día. 

Esto se provoca debido a que durante las vacaciones las personas se van a acostar más tarde, toman siestas y todo se vuelve menos estructurado.  Esto genera que el reloj interno no pueda sincronizarse de manera correcta al volver a la rutina, provocando una sensación de cansancio o fatiga.

Lee también: Canal 13 tomó medida feminista con sus trabajadoras por el Día de la Mujer

Para evitar sufrir contratiempos y poder hacer frente a marzo, los especialistas recomiendan:

1) Durante una semana, es ideal acostarte entre 20 y 50 minutos más temprano cada noche.

2) Retoma el plan para regular horarios, es decir, vuelve a dormir entre 8 a 10 horas cada noche.

3) Si duermes siestas, que estas sean antes de las 15.00 horas y de no más de 20 minutos.

4) Elimina las luces azules de las pantallas dentro del dormitorio. Estas impiden la generación de melatonina, hormona que induce al sueño. Trata de no ver televisión en la pieza y no utilices tablet o celulares justo antes de la hora de ir a dormir.

5) La hidratación durante el día es fundamental y mejora tu dormir. Pero ¡atención! no consumas líquidos al menos dos horas antes de ir a tu habitación. Esto para no interrumpir tu descanso levantándote al baño en la mitad de la noche.

6) Lo mismo con la comida, esta también debiese ser dos horas antes de ir a la cama. Se aconseja que los ingredientes a consumir sean livianos, para no dormirnos con el estómago pesado.

También se debe tener en cuenta que idealmente la habitación debe ser sólo un espacio para dormir, igual que el comedor se debe utilizar para comer, el living para recrearnos y así con cada espacio del hogar.