Belleza

Averigua por qué el aceite de árbol del té se convertirá en tu nuevo mejor amigo


Mucho se ha hablado sobre las propiedades que tendría el aceite esencial del árbol de té, entre ellas las que más destacan son las capacidades bactericidas y desinfectantes que posee para nuestro cuerpo. Pero qué es y de dónde proviene este milagro de la naturaleza.

Pues bien este árbol, cuyo nombre científico es Melaleuca alternifolia (Tea Tree o árbol del té) es originario de Australia y desde tiempos antiguos fue utilizado por los aborígenes de ese país para curar heridas abiertas, ulceraciones de la piel e irritaciones cutáneas.

Para las personas que se preocupan de su apariencia este aceite es vital para prevenir algunas molestias, aquí te dejamos 10 usos más comunes que recopiló el portal InStyle.

1- Elimina las espinillas: aplicando la esencia pura en los granitos de 2 a tres veces al día.

2- Es un potente antiacné: ya sea poniendo una gotita directamente sobre el granito con un bastoncillo de algodón 3 veces al día o limpiando los poros con vapor. Preparación: vierte unas 8-10 gotas de aceite en una olla de agua caliente y haz vahos durante diez minutos.

3- Ideal para cabello graso: tanto el champú formulado a base de este producto como unas gotitas en el tuyo habitual. Regula las glándulas sebáceas y calma la irritación, quita el exceso de grasa en el pelo y elimina la caspa.

4- Piel irritada post depilación: añade unas gotas al aloe vera o rosa mosqueta y aplica con normalidad después del afeitado o depilación, te calmará mucho la piel.

5- Mejorar problemas de la piel: como dermatitis, psoriasis, y alergias cutáneas. Diluye 10 gotas en una cucharada de aceite base (de jojoba o de almendras dulces) y aplica sobre la zona afectada 3 veces al día.

6- Problemas de encías y halitosis: realiza enjuagues para acabar con el mal aliento y la salud de tus encías. Para eliminar la placa bacteriana, añade dos gotas al cepillo de dientes antes de la pasta de dientes. Si hay llagas puedes aplicar el aceite en la zona directamente.

7- Para proteger las uñas: hidrata y revitaliza las cutículas secas y las uñas quebradizas. Ayuda a mantenerlas fuertes y reducir el rompimiento.

8- Quemaduras solares: una vez se haya hecho costra, se puede usar diluido en un aceite de base como el de coco. Complétalo con aceite de lavanda y masaje la zona con mucha delicadeza.

9- Hongos de las uñas: puede usarse sólo o metiendo las manos y pies (donde estén los hongos) en baños calientes con unas 10-15 gotas de este aceite.

10- Verrugas y herpes: con un bastoncillo en el caso de los herpes tantas veces sea necesario hasta que se seque. La verrugas mejor taparlas una vez impregnadas de producto de destaparlas al día siguiente.

Es importante que sepas que es un aceite de uso tópico y que no se puede ingerir porque es muy tóxico, siendo poco recomendable su uso en mujeres embarazadas o que aún estén dando el pecho.

 

 


Más en #Belleza


Lo más reciente


Lo Más visto