espectáculos

Augusto Schuster y Kika Silva acusan millonaria estafa de supuesto contador: por años no pagó sus impuestos

Tanto la modelo y animadora, como el actor acusan a Nelson Sanhueza, quien manejaba las cuentas de los rostros.


Tanto la modelo y animadora, como el actor acusan a Nelson Sanhueza, quien manejaba las cuentas de los rostros.

Millonario problema de impuestos tendría Kika Silva y Augusto Schuster. Y es que tanto la modelo como el actor estaba siendo estafados por un supuesto contador, quien manejaba sus cuentas. Según una nota de «Contigo en la mañana» de Chilevisión, tanto Silva como Schuster habrían sido perjudicados con más de 100 millones de pesos. 

De a cuerdo a lo comentado por el programa, el abogado de los famosos, Patricio Rojas, comenta que Nelson Sanhueza les pedía mensualmente una cantidad de dinero determinada, señalando los costos y gastos que tenía respecto al Servicio de Impuestos Internos.

“Él recibía el dinero pero no pagaba el total. Si la pagaban diez millones, se quedaba con nueve. Nuestros clientes les transferían a sus madres, sus madres a él, pero él no pagaba“, afirmó.

Sigue leyendo: Millaray Viera evidencia el ‘defecto’ que heredó de su padre

“La idea era que el contador determinara qué impuestos se tenían que pagar, cuánto se tenía que pagar y si había que pagar otros montos, para posteriormente no verse tan afectados, tener una especie de reserva que se llama PPM”, explicó el profesional.

Debido a la estafa, ambos rostros tienen deudas con el Servicio de Impuestos Internos, esto además de reajustes y multas.

Se alejó y comenzaron las dudas

La querella en contra del supuesto contador, expresa que sus representados “suministraron el dinero desde su patrimonio al querellado, para que declarara impuestos y realizara otros trámites contables ante el SII. Dichos trámites contables nunca se hicieron por el querellado, causándoles a mis representados un perjuicio patrimonial y tributario importante que inclusive no se ha subsanado completamente hasta el día de hoy”.

Fue la familia de Silva la que comenzó a sentir desconfianza, según el leguleyo, además que “no era constante al enviar los e-mails sobre la situación tributaria de Kika, por lo que la desconfianza fue creciendo con el paso del tiempo”, aclaró Rojas.

Ambas figuras han evitado referirse al tema hasta que dure la investigación. 

 


Más en #espectáculos


Lo más reciente


Lo Más visto