Noticias

Aquí te dejamos algunas saludables y escalofriantes ideas de dulces y snacks para Halloween

Estas son 5 ideas que puede probar para celebrar Halloween con tus pequeños, pero de manera sana.

Como sabemos que a muchos de nuestros auditores les preocupa que sus hijos tengan un golpe de azúcar con tanto dulce que reciben en esta «Noche de Brujas», te queremos dar algunas ideas de snacks dulces y saludables que puedes hacerle a tus pequeños para que no sientan que se pierden del espíritu de esta celebración.

1. El vómito rosado apestoso

Combinando un yogurt con avena o jalea, se puede hacer un exquisito postre que tiene un aspecto bastante acorde a las celebraciones. Lo que debes hacer es revolver rápidamente la gelatina o la avena con el yoghurt (lo ideal que sea de colores fuertes. Sobre la mezcla se pueden poner algunas gomas con forma de ojo o incluso arándanos y ya está listo.

2. Bocas terroríficas de manzana

Sabemos que a veces a los niños les cuesta comer la fruta natural, pero esta receta puede ayudar. Las bocas terroríficas solo necesitan que vayas cortando en medias lunas la manzana y con dos de ellas se pueden formas. En la boca ya lista se puede agregar un poco de crema de maní o almendras, mermelada u otra crema baja en calorías.

3. Escobas de bruja

Si a tus hijos les gusta lo salado esta es una buena opción, sólo necesitas un cebollín, queso laminado y palitos de snacks. Con la lamina de queso tienes que doblarla y con una tijera cortas los pedazos para que parezcan flequillos. Luego esos «flecos» se deben enrollar alrededor de una de las puntas del palito de snack y para sellarlo puedes usar una tirita del cebollín y ¡listo!

Lee: Historias de Halloween: La verdad tras el famoso cuadro del niño que llora

4. Fantasmas de plátano

Son los más fáciles y ricos. Sólo debes cortas bananas en dos y derretir un poco de chocolate en baño maría (preferentemente chocolate amargo), para hacerle ojos y caritas a las bananas, poniéndoles incluso un palito de brocheta o de helado.

Si tienes más tiempo puedes hacerlos más frescos al cortar la banana, ponerla en un palito de brocheta. Luego la puedes sumergir en yoghurt y hacerle los ojitos y boca de chocolate para colocarlas todas en una fuente o bandeja que puedas poner en el congelador por una horas.

5. Tostadas de momia

Puedes hacerles a tus pequeños un divertido desayuno u once, usando pan integral o blanco, al cual le pones un poco de salsa de tomate, y tiras de querso laminados como si fuera una momia, y agregándole unos ojos de aceitunas como toque final.