Espectáculos

Miguelo en De tú a tú: “Me fui a la cresta, toqué fondo”

“No pensaba entregarme tanto en esta entrevista”, dijo Miguelo en De tú a tú, con Martín Cárcamo. Reconoció los excesos de su pasado.

Miguelo En De Tú A Tú (1)

Miguelo en “De tú a tú” protagonizó una entrevista sin filtros. El espacio de Martín Cárcamo en el 13 fue el escenario para que el cantautor y empresario abriera una ventana a su vida personal y reconoció el quiebre que tuvo su vida en tiempos de excesos.

Sufrí de escapismo”, dijo Miguelo en «De tú a tú» por el punto de quiebre que sufrió en una época llena de excesos. “Me fui a la cresta, toqué fondo”, admitió.

Sin embargo, reconoció que, pese a los malos momentos, esas experiencias le dejaron un aprendizaje. “Pasaron cosas, tenían que pasar. Esas cosas pasaron para ser el que el que soy ahora”, aseveró.

Aunque esos tiempos alocados le dejaron una marca en su vida, aseguró que siempre estuvo a cargo de sus hijos. “Un papá siempre presente”, así se describió.

Caí en excesos. Los amigos, los amigotes. Pero, yo sufrí de escapismo, porque no quería eso para mi vida. Yo quería casarme una sola vez porque soy el más conservador”, reconoció.

Además, admitió que tiene algunos traumas del pasado que aún lo persiguen respecto al compromiso. “Todavía tengo mis fantasmas con eso. Miedo de casarme. Vamos a ver”.

Miguelo y el accidente de Sebastián

También se refirió al accidente de su hijo. No dudó en admitir que influyó mucho en su matrimonio. “Sí, absolutamente”, dijo a la pregunta de Cárcamo.

El accidente de su hijo Sebastián marcó su vida hasta hoy. Pero la historia se remonta a su matrimonio con Ana María. A quien recuerda con cariño pese a estar separados hace muchos años. «Tengo muy buenos recuerdos de ella, en todo sentido».

Sobre el accidente de su hijo habló sin filtros. «No se lo deseo a nadie», dijo.

Sebastián tenía 3 años y medio cuando sufrió el accidente. «En la piscina de la casa. Ahí estuvo mucho rato. él fue a buscar una pelota y no pudo salir. Nadie se dio cuenta. Después lo declararon muerto y le pusieron las máquinas y después empezó a respirara de nuevo. Tengo momentos medio borrados. Ahí se despertó. Iba a quedar con secuelas, pero qué importa», narró con emoción.

«Insoportablemente lindo. Es todo un hombre», dice emocionado Miguelo sobre Sebastián que hoy tiene 30 años.

No le ha tocado fácil a Miguelo. La muerte de su padre y luego la de su madre le dejaron profundas heridas. Su padre estuvo 17 años con asistencia. Luego su madre se deterioró. Sufrió una fractura de cadera y ahí empezaron a descubrir algo más. Comenzó con olvidos hasta que se dieron cuenta de lo que tenía. Alzheimer, esa enfermedad terrible.

Luego de eso, Miguelo decidió que su madre merecía la mejor atención. Así que la internó en un centro especializado. Pero lo más fuerte fue el día de su muerte. «Mi mamá murió cuando yo la tenía tomada de la mano», contó en De tú a tú.

La vida loca de Miguelo

No son pocos los escándalos que rodean su pasado. Recuerda con amargura cuando fue procesado por giro doloso de cheques.

“Me fui detenido por tres días. Me llevaron a la cárcel de Valparaíso, no llegué a entrar. Me trajeron esa misma noche a Santiago. Hasta que se dieron cuenta que la firma no era mía. Igual estuve tres días. La pasé pésimo”, relató.

Ahí me di cuenta que Calle Suecia, a la cresta”, reconoció. Su paso breve por la cárcel fue su punto de inflexión en medio de una dinámica alocada en los años noventa.

Pero aseguró que esos episodios de su vida le sirvieron. “Hay muchas cosas que no volví a hacer. No cuidarme, no ser tan confiado”

Sobre el Negro Piñera, su socio en aquella época dijo que no tiene contacto con él. “No lo he visto más. Lo he visto en televisión”, dijo. Y si se lo topara de frente tal vez lo saludaría, por cortesía. “Pero, no sé si lo abrazaría”, remató.

Miguelo en “De tú a tú” habló de todo. Incluso Cárcamo lo consultó sobre su vida familiar como con consuegro del alcalde de Las Condes y pre candidato presidencial Joaquín Lavín. “Veo a mi hijo feliz, a la Jesu la veo feliz y nosotros somos un adorno”.

Miguelo y Lavín

Abuelo chocho

Miguelo se confiesa como un hombre de tradiciones, conservador y familiar. Se derrite al hablar de su nieto. “Es que es bonito”, dijo sobre su nieto.

En medio de la entrevista, Cárcamo le dio la bienvenida a Miguel, hijo de Miguelo. Ambos contaron la anécdota cuando nació el nieto de Miguelo. “Con cinco días de vida salió en portada Miguel Genaro en LUN”, dijeron.

Hacia el final del programa “ De tú a tú”, Miguelo deleitó con algunas interpretaciones a cópela junto a su hijo Miguel.

Una que no podía faltar es “Filo contigo”, el éxito memorable de Miguelo. Cantó un fragmento unplug con su hijo.

Luego, improvisó “No te aparte de mí” (2012) de Vicentico. Siguió con “Algo contigo” (2003) en una divertida improvisación de la que Cárcamo hizo parte.

Pero el momento que sorprendió al cantante fue un especial regalo de la producción que dejó con la boca a cierta a Miguelo y a su hijo Miguel. “Miguelo, a todo pulmón” fue el obsequio que los dejó sin habla. Un vinilo de regalo que según Cárcamo costó conseguir.

Miguelo, visiblemente emocionado, agradeció el obsequio. “No pensaba entregarme tanto en esta entrevista”, soltó.

Mientras que su hijo Miguel veía admirado el acetato antiguo. “Nunca había visto el vinilo, solo el casete”, dijo el hijo de Miguelo sorprendido por el obsequio de Martín Cárcamo.

The father and son” fue la canción que dio un emotivo cierre al programa.