Belleza

Los beneficios de tomar un baño de tina para tu salud y el medio ambiente

Darte un baño de tina puede ayudar en reducir tu estrés, conciliar el sueño, entre otras cosas. Pero además, necesitas menos agua que para una ducha.


¿El estrés te tiene durmiendo mal? ¿Te duele el cuerpo por el agotamiento? Pues una gran forma de relajarte en tu casa es un baño de tina, que no solo te beneficia a ti, sino que también reduce tu uso de agua. 

Por un lado, los beneficios para tu salud de los baños de tina son:

  • Ayuda a conciliar el sueño: El agua caliente de la tina y el golpe de aire freso cuando sale hace que tu cerebro libere melatonina, una hormona que ayuda a conciliar el sueño más fácil. Por eso es ideal darte un baño de tina de noche.
  • Relaja tu cuerpo: pueden ser muy beneficiosos para calma dolores de cabeza y dolores musculares, ya que el agua caliente te estimula a liberar endorfinas.
  • Beneficia mucho tu piel: Ayuda a remover las células muertas, hace que tus poros se abran y tu piel luzca más brillante. Incluso le puedes agregar aceites para hidratar aún más tu piel.

  • Mejora la circulación: Sumergir el cuerpo en agua tibia o caliente hace que este responda inmediatamente. enviando más sangre a la superficie, por eso la piel se ve más roja. Las arterias y venas se expanden y eso reduce la presión sanguínea, ayudando a que la sangre fluya y se reduzca el estrés.
  • Ideal para los resfríos: Cuando sientas que estás a punto de enfermarte, un baño de tina, con el vapor que produce, ayuda a descongestionar los pulmones para dormir mejor.
  • Desintoxica: Debido al agua caliente, sudamos, lo que hace que eliminemos toxinas del cuerpo. Además, el aumento de la circulación ayuda a estimular el sistema linfático que suda las toxinas.

Te puede interesar: Practica estos estiramientos para relajarte y dormir mejor

¿En qué ayuda al medio ambiente?

Los baños de tina además de ser beneficiosos para ti, hacen que gastes menos agua que tomándote una ducha. De acuerdo al Water Footprint Calculator, que mide tu ‘huella de agua’, en la tina puedes usar desde 35 a 50 galones de agua, mientras que en una ducha de esas rápidas que nos damos, el flujo de agua es mínimo de 25 galones, si es que te demores 10 minutos.

Incluso, dos baños de tina a la semana gastan menos agua que siete duchas, en promedio.

Si quieres darte un baño de tina, puedes poner un poco un chorrito de aceite de oliva, para hidratar tu piel. También puedes usar avena, poniéndola en una panty antigua y así poder masajearte el cuerpo como un exfoliante.

También le puedes agregar jengibre que es útil si es que te estás empezando a sentir resfriado. Por otro lado, puedes agregarle bicarbonato (cuatro cucharadas) para desintoxicar la piel y eliminar dolores corporales. 

 

 

 

 

 


Más en #Salud


Lo más reciente


Lo Más visto