Vida sana

¿Bueno o malo? Esta es la verdad sobre el aceite de coco

Poco tiempo atrás una experta de Harvard afirmó que el aceite de coco sería "veneno puro". Acá Carola Bezamat comparte su visión como investigadora y usuaria de este alimento.


Sobre los beneficios y usos del aceite de coco les comparto mi visión como investigadora y usuaria. 

He aprendido durante estos años que la clave de una buena salud está en los hábitos de vida, partiendo por la nutrición, el deporte o vida activa, la contención familiar y las relaciones que tengamos con otros, la espiritualidad y sin duda el saber controlar el estrés. Por lo mismo si queremos mejorar nuestra salud, no es solo una cosa la que logrará controlar el problema.

 

El problema

Debemos hacernos cargo, en relación a lo mismo puedo decirles a quienes comen carnes rojas constantemente, aceite de maravilla y embutidos (grasas saturadas), nada conseguiran sumando aceite de coco extra virgen, un alimento que puede ser extremadamente saludable para quien tenga una nutrición adecuada.

El problema en Chile todavía sigue siendo el exceso de azucares, harinas blancas y frituras que consumimos. Sino miren las cifras de obesidad en niños y adultos. Tras el polémico artículo sobre el aceite de coco, les cuento que he conversado con un montón de especialistas de Chile y el mundo, ellos no solo lo utilizan en su vida diaria sino que además lo recomiendan a sus pacientes.

El aceite de coco está siendo condenado ahora y también ocurrió en el pasado, pero la historia y muchos estudios recientes muestran que esa no es la verdad.  No todas las grasas saturadas son iguales, y algunas como las del coco son muy saludables.

El caso de SriLanka

Antes de ir detallando lo que conversé con cada uno de los especialistas, les cuento que me llama la atención que en países como SriLanka, en donde estuve investigando el año pasado, el uso del aceite de coco está en cada una de sus comidas, desayuno, almuerzo, colaciones y comidas. Lo venden en las ferias y mercados. Entonces, ¿cómo puede ser que una población que lo consume desde hace siglos tenga una mejor salud cardiovascular, menos índices de alzheimer y de enfermedades crónicas inflamatorias que nosotros? ¿Porqué no están enfermos consumiendo ese “veneno”?

Algo de historia

En Sri Lanka casi el 70% de su población profesa el Budismo, este llegó a la isla en el siglo II AC y desde esa misma fecha se dice que la población de la llamada lágrima de india empezó a consumir el coco.  Hoy es parte clave de su dieta y está en todos lados. De hecho existe desde 1929 un instituto de investigación del coco, el primer lugar en el mundo que empezó la investigación de los beneficios del coco y luego de su aceite para la salud.

Comenzaré con La Dr. L.L.W.Chandi Yalegama, quien empezó sus estudios sobre el coco en el año 2001 y fue categórica: «El aceite de coco es un ácido graso de cadena media, entonces una vez que lo consumes es fácil de digerir, no se queda en nuestro organismo como grasa. Esa es la diferencia, porque la saturación de las  grasas vegetales, especialmente la del coco, es fácil de digerir.

Si tomas una cucharada de aceite de coco extra virgen es bueno para limpiar el cuerpo, para propósitos digestivos es ideal, mientras que otras grasas saturadas y animales son muy difíciles de digerir. Es más rápido el proceso metabólico y puedes tener un mejor perfil lipídico a largo plazo.

Es un aceite saludable, lo puedo decir por mi experiencia e investigaciones, actualmente algunas personas dicen que no es bueno, pero creo que eso solo lo dicen con fines comerciales. Porque si miras en la guía de dieta de estados unidos, la guía dice que las grasas saturadas son malas, pero no definen qué es el aceite de coco en específico y la forma en que se metaboliza. Si miras los números, Estados Unidos consume menos del 3% de aceite de coco. Entonces el 3% no es una muestra significativa, es un porcentaje muy bajo. Están consumiendo más otro tipo de aceites como el de maíz u otras grasas, lo están comparando con el consumo de carne, de pollo, pero son cosas distintas.

El consumo de aceite de coco

Nosotros siempre consumimos aceite de coco, desde mi infancia, la de mis padres y la de ellos. Mi mamá ahora tiene cerca de 90 años y ella sigue consumiendo aceite de coco.

Otro error común, por ejemplo, es que la Asociación Americana del Corazón está basando sus resultados en el aceite de coco normal y no en el aceite de coco extra virgen. Están usando el término aceite de coco para una larga lista que incluye aceite de coco regular, todo bajo el mismo nombre, pero los procesos son diferentes y el contenido nutricional es distinto.

Estas instituciones desde los años 70 que han ido en contra del aceite de coco, pues este está creciendo en demanda y ellos no están logrando vender de su aceite.

Yo lo consumo hace años y cada 6 meses tengo la costumbre de hacerme un examen de laboratorio y ver qué ocurre en mi organismo. Mis chequeos están perfectos. Les recomiendo hacer lo mismo, nada mejor para constatar que ocurre realmente. Y por supuesto, cambien los hábitos pocos saludables para lograr las mejoras que buscan.


Más en #Vida sana


Lo más reciente


Lo Más visto