Columnas FMDOS

4 aspectos a considerar antes de ir a vivir juntos en pareja

Irse a vivir en pareja puede ser muy emocionante y a la vez generar ciertas aprensiones. ¡Revisa estos tips antes de tomar la decisión!

VIVIR N PAREJA

Irse a vivir en pareja es un gran paso que puede ser muy emocionante y a la vez generar ciertas aprensiones.

Una manera recomendable para concretar esta decisión de la mejor forma posible, es considerar cuidadosamente los siguientes aspectos:

1-Evalúa si estás preparada o preparado

No existe un cronograma definitivo o un momento clave que se adapte a todas las personas o parejas. Por esto, es importante hacer un balance de todos los factores que  implican dar este gran paso. Algunas consideraciones importantes son:

¿Tienen horarios son compatibles? De no ser así ¿Qué van a hacer para distribuir sus tiempos de forma efectiva?

¿Estás preparada o preparado para entregar voluntariamente parte de tu independencia?

¿Qué razones tienen para irse a vivir juntos más allá a abaratar costos?

¿Alguna vez han vivido juntos por algún tiempo? ¿Cómo fue esa experiencia? ¿Qué hicieron que les resultó útil para la convivencia? ¿Cuáles fueron algunos puntos de tensión? ¿Qué pueden hacer distinto ahora para sobrellevarlos de mejor manera?

2-Considera la importancia de tu espacio y tiempo personal

Vivir con otra persona implica pasar mucho tiempo juntos. Algunas personas disfrutan estar con su pareja la mayor parte del tiempo, pero otras necesitan más tiempo para sí mismas.

Estas preguntas pueden ayudarte a decidir cómo crearás tu espacio personal dentro de un hogar compartido:

¿Cuánto espacio personal necesitas regularmente? ¿Cómo harás espacio y tiempo cuando estés en la misma casa/departamento?

El tiempo individual es esencial para el cuidado personal, por lo que es recomendable que junto a tu pareja negocien nuevos límites al respecto si comienzan a vivir juntos.

3-Manejo de los espacios compartidos

El cómo manejen los espacios compartidos, puede no ser una fuente de conflicto al inicio. Sin embargo, esto puede llegar a ser un problema si ambos tienen maneras muy distintas de hacerlo y si les cuesta aceptar el cómo lo hace el otro.

Por ejemplo, alguien que es muy limpio y ordenado puede resentirse si su pareja tiene montañas de loza en el lavaplatos o de ropa en el suelo.

Por el contrario, a alguien a quien no le molestan esas montañas, puede frustrarse ante la insistencia de que limpie y ordene en el momento y la forma en que su pareja considera apropiada.

Para esto es importante que pueden trabajar en equipo, delegar tareas y asumir los compromisos.

4-Todo es comunicación

¿Qué habilidades de comunicación tienen con tu pareja para hablar sobre los problemas a medida que surgen? Vivir juntos puede generar muchos conflictos nuevos que no habían tenido que enfrentar antes. 

¿Cómo trabajarán en ellos juntos como equipo? Por lo general, esto implica un tiempo de ajuste y aprendizaje, por lo tanto es muy recomendable cultivar la paciencia mientras navegan juntos por estos nuevos desafíos.

vivir en pareja

Lee también: 5 sugerencias para hablar de sexo con tu pareja