Amor

Siete problemas de pareja que pueden dañar tu relación

Conoce los siete principales problemas de pareja que cometen las personas cuando están en una relación, y podrían arruinarla por completo.

Problemas de pareja
Crédito: Getty Images

Las relaciones interpersonales son muy complicadas, y tener una buena pareja toma mucho tiempo, confianza y comunicación. De hecho, hay errores «básicos» y muy recurrentes en las parejas, que pueden dañar su noviazgo. Conócelos a continuación para que no caigas en lo mismo y estropee tu vínculo.

¿Cuáles son los problemas de pareja que pueden dañar una relación?

De acuerdo a la publicación de La Vanguardia, hay 7 actitudes que se repiten en las parejas, y generan problemas y hasta puede propiciar el final de las relaciones. Estos datos según la psicóloga Patricia Ramírez, y su colega, Silvia Congost, coautoras del libro Maneras de Cargarte tu Relación en Pareja:

  • Creer que tu pareja es adivino. Esto es un inconveniente porque las expectativas que tenemos sobre la otra persona podría generar problemas. Si se sacan conclusiones apresuradas, propicia los malos entendidos. Y más aún si pretendemos que sepan lo que queremos, sin decírselo. Para solucionarlo es muy sencillo: expresar  exactamente lo que queremos.
  • Ser egoísta. Aunque a veces es necesario centrarte en ti, y hacer retrospecciones para saber qué está mal en la pareja, en importante abrir tus sentimientos. No podemos centrar nuestra atención en nuestro propio universo. Debes ser capaz de pensar por los dos y no solo en ti mismo: empatía.
  • Ser imprecisos. Otro causante de problemas en la pareja es no ser claros con lo que nos gusta. Este punto también parte de la comunicación y es necesario mejorarla para que la relación sea mucho mejor. Puedes escribirlo, hablarlo, expresarlo de cualquier manera, para evitar inconvenientes.
  • Perder el encanto. Con el pasar del tiempo, las relaciones suelen evolucionar, y muchas veces la «dejadez» puede volverse parte de la ecuación. En este sentido, no se deben perder las formas: hay que encontrar tiempo de calidad para la relación, no olvidar los aspectos de la higiene frente a u pareja, y no olvidar los detalles. Si esto se daña, podría comenzar a ir mal a futuro.
  • No pierdas los límites. Aunque sea una pareja, hay ciertos límites que no se pueden perder. Es muy sencillo como poner reglas desde un principio. Cosas que nos gustan, situaciones que no soportamos, algo en lo que no se puede mediar, y que se debe respetar en todo momento.
  • No querer hablar. Si tienen problemas, lo más sano para ambos es hablarlo. Con confianza y comunicación se puede llegar muy lejos en la relación. Sin embargo, si uno de los dos no quiere hablar, y no quiere decir cómo se siente, puede que no haya vuelta atrás. Eso puede generar mucha fricción y sin dudas, es un causal de separación.
  • Finalmente, intentar controlar al otro. Esto es injustificado, e innecesario. Si hay prohibiciones, o trata de moldear tu personalidad, es sumamente perjudicial para la relación. De hecho, si esto sucede, se debe hablar de inmediato, y si no hay cambios, el mejor consejo es terminar.

Lee también: Los 10 errores más frecuentes que cometen las mujeres en la cama