Equipo FMDOS

Derribamos 8 mitos sobre las dietas

El peso es gran un tema para muchas personas. Pero más allá de volverse loc@s por bajar algunos kilos, la clave es una dieta balanceada y realizar actividad física.

“Las dietas son aparentemente la solución con que contamos para atacar este problema, por lo que es bueno aclarar aquellos mitos que en realidad nos generan más daño que beneficios”, explica Sebastián Salinas, bioquímico de Clínica Origen Salinas.

Acá te dejamos algunos de los mitos más comunes en torno a las dietas, que son completamente falsos:

  1. No debes salirte nunca de tu dieta saludable. ¡Falso! De vez en cuando es bueno sobre-alimentarse, dado que nuestro cerebro necesita sentir que está comiendo a su antojo. Lo importante es que esta conducta sea ocasional y dentro de límites razonables. La sobrealimentación constante es la que genera un aumento del peso, no la ocasional.Hola Toñito  Cómo estás?  Oye vino Sergio Schlesinger por otro tema a la radio y vio este aparato acá. Ahí le tuve que explicar todo el asunto. Y como no funcionaba conectarse, él también probó, me dijo que al parecer es porque hizo un cambio de la tarjeta de crédito o algo así. Y que tampoco me iba a servir para lo que queríamos (transmisiones) porque es muy lenta la conexión.  En fin, la cosa es que se lo llevó. Le dije que tú se lo habías pasado a Bárbara, pero bueno.  Por si acaso.  Gracias!  Saludos!
  2. Contar calorías es el mejor método para bajar de peso. ¡Falso! Aunque contar calorías puede ayudar a mantener ciertos límites dentro de nuestra alimentación, la verdad es que en el largo plazo no es sostenible ni tampoco refleja la calidad de los alimentos que ingerimos. 1000 calorías provenientes de comida chatarra son totalmente distintas que las provenientes de ensaladas o alimentos de buena calidad.
  3. Para bajar de peso debes dejar las grasas. ¡Falso! Aunque un exceso de grasas en la dieta no es recomendado por su aporte calórico, es importante diferenciar el tipo de grasas que ingerimos. Las grasas saturadas deben estar controladas y las grasas trans ojalá que se eliminen, pero las grasas insaturadas (pescados, palta, frutos secos, olivas) son un gran aporte a nuestra dieta que generan salud cerebral y cardiovascular. Por otro lado, gracias a diferencias genéticas, no todos procesamos las grasas de la misma manera, por lo que se ha visto en estudios que la cantidad de grasa de una dieta debería ser algo personalizado.
  4. La dieta detox es buena para nuestra salud. ¡Falso! Nadie necesita detox, ese no es un concepto con validez biológica. Una buena manera de limpiar nuestro organismo, es tener una dieta rica en líquidos para que nuestros riñones puedan hacer su trabajo.
  5. Los suplementos alimenticios son buenos para la salud. ¡Falso! No existe a la fecha una publicación científica que valide el uso de suplementos alimenticios ya sea para bajar de peso o para desarrollar masa muscular. Lo que si se ha demostrado, es que pueden ser perjudiciales para la salud, ya que su fabricación y venta no está regulada.
  6. La dieta que funciona a mi amiga a mí también me va a funcionar. ¡Falso! Hoy conocemos por diversos estudios científicos que las dietas requieren personalización y que no todas las personas necesitan las mismas dietas. Debido a diferencias genéticas, todos tenemos una forma distinta de procesar los alimentos y la forma de reacción a las comidas. Lo más importante es el plan que funciona para ti.8 mitos sobre las dietas
  7. Hay que eliminar el gluten de la dieta. ¡Falso! A menos que estén dentro del 1% de personas que es intolerante al gluten, no existe razón científicamente probada que lo debas eliminar de tu dieta.
  8. La dieta de batidos de verduras es una buena alternativa. ¡Falso! Las dietas blandas de batidos de verduras o frutas, pueden ser un complemento a una alimentación saludable, pero hay que tener cuidado ya que incluso pueden tener un índice glicémico mayor que una comida sólida y un contenido de fibra menor. Los granos, carnes y carbohidratos son también parte importante de la dieta saludable. Por otro lado, nuestro cerebro no percibe la alimentación blanda de la misma manera que un plato de comida sólido, lo que afecta nuestra percepción sobre los alimentos y la dieta.8 mitos sobre las dietas 8 mitos sobre las dietas