Noticias

¿Tu pareja rechaza el sexo? Estos podrían ser algunos motivos

Existen diversos factores que disminuyen el deseo sexual, pero la comunicación entre la pareja es fundamental para enfrentarlos.

El trabajo, la familia, el ajetreo diario o algún malestar son influyentes a la hora de tener sexo. Algunas veces, el esquivar el sexo puede producir grandes problemas para las parejas y no es de extrañar que quien recibe la negativa se sienta rechazado.

Según el medio Huffington Post, existen varios factores que pueden estar influyendo en la falta de deseo sexual de tu pareja. Y aunque no siempre tienen que ver contigo, conocer los motivos te puede servir para ayudar a retomar la pasión.

Para evitar el dolor

Aunque parezco raro, puede ser que para tu pareja los encuentros sexuales hayan dejado de ser placenteros.

“Tanto hombres y mujeres sufren fluctuaciones físicas y hormonales. Para las mujeres, estos cambios pueden afectar el apetito sexual, la disposición física, la lubricación vaginal o el simple hecho de sentirse sexy”, explica al sitio estadounidense Elizabeth McGrath, terapeuta sexual y educadora.

Cuando esto pasa, es importante comunicarlo a la pareja para evitar que se sienta rechazado. McGrath aconseja a quienes sufren de problemas como estos, recordarle a tu pareja, “que te sigue pareciendo atractiva, prestar atención para saber cuándo estás más relajada y plantearte probar cosas nuevas, como por ejemplo lubricantes”.

Porque no está conforme con la relación

Susan Krauss Whitbourne, psicóloga y bloguera de la revista Psychology Today, dice que para poder resolver los conflictos, la clave es la comunicación.

“Puede que tu pareja esté molesta por algo alguna mala costumbre que afecte la convivencia en casa o uno de tus hábitos de higiene personal. O puede que sea algo más grave, como un problema de respeto mutuo o de falta de comunicación”, aconseja. Y agrega que conversando es la única forma de solucionar y retomar la química perdida.

El cansancio

“El agotamiento existe de verdad: las personas necesitan haber comido bien y sentirse llenas de energía. Si tu pareja no tiene tiempo para descansar, relajarse y recargar las pilas, le costará estar de humor para algo más”, explica la sexóloga Elizabeth McGrath.

Por esto, la experta aconseja tomar distancia para ver si la cosa mejora y “comprobar cómo va la relación sexual después de disfrutar de un tiempo para uno mismo”.

El sexo se ha vuelto rutinario

Si tus encuentros sexuales se reducen a la misma hora, el mismo lugar, la misma postura y el mismo tiempo invertido casi que como una obligación más, es tiempo de tomar cartas en el asunto.

“Hay que cambiar un poco el ambiente y hacer de la habitación un lugar romántico y sexy poniendo velas y música relajada, un ambiente idóneo para el romance. También utilizar la imaginación para probar juntos los juegos de rol sexuales. Lo principal es pasarlo bien”, asegura la escritora y sexóloga Dawn Michael.

No hay previa

Más allá del preámbulo de una relación sexual, debes saber que el contacto físico diario es necesario para mantener viva la llama, desde el beso que se dan en la mañana hasta si se acurrucan o no mientras ven una película.

“Siéntate al lado de tu pareja en el sofá, toma su mano o dale un masaje en el cuello. No hagas que piense que sólo quieres tocarla para acostarte con ella”, aconseja la sexóloga Tammy Nelson, quien afirma que hay que priorizar el contacto para demostrar a tu pareja que la atracción sigue igual de presente.

Se acabó el vínculo emocional

“A veces, sentirse unido emocionalmente ayuda a excitarse antes del encuentro sexual. Tanto a hombres como a mujeres”, asegura Tammy Nelson, sexóloga y autora de Gettingthe Sex you Want. Quien comparte un simple ejercicio para reavivar la pasión.

“Compartan tres cosas que aprecian de su relación y tres cosas que les gusta del sexo. Cuando terminen volverán a tener esa conexión emocional y es posible que reflexionen sobre lo que los unió al principio”, finaliza.