Noticias

¿Pandemia rima con anemia?

La pandemia cambió la vida de todos. Y aunque hoy estemos en fases que nos permiten cierta normalidad, el cuerpo no olvida tan fácilmente.

Nota_globifer anemia
GlobiFer

Las formas de alimentación fueron -o son- unas de las cosas que más cambió en pandemia. Distintas fuentes y estudios señalan que este período fomentó el consumo de alimentos menos saludables y menos nutritivos.

El aumento de peso no es todo

Una de las primeras preocupaciones frente a la alimentación poco saludable es el aumento de peso, sobre todo en Chile, que estamos entre los 10 primeros países con mayor índice de obesidad de la OCDE.

Pero no todo es la obesidad. Tras una alimentación desbalanceada se esconde un posible déficit de nutrientes.

¿Déficit de nutrientes? Los nutrientes son los compuestos que traen los alimentos y que aportan a nuestro organismo lo necesario para cuidar nuestra salud.

Entre los más importantes se encuentra el hierro, un nutriente fundamental para transportar oxígeno a todas nuestras células.

A nivel mundial, el déficit de hierro es una de las causas principales de anemia.

La anemia puede ser silenciosa en un comienzo y no mostrar síntomas. Es muy importante medir los niveles de hierro periódicamente para prevenir o tratar esta enfermedad.

Si la carencia de hierro es leve, en algunos casos puede tratarse con una alimentación balanceada que lo aporte, siempre que no exista una enfermedad que afecte su absorción.

Mezclar vegetales, legumbres, pescados, mariscos y carnes en la alimentación es una forma de incorporar hierro.

Pero ojo con algunas costumbres que pueden interferir en su absorción, como el té, café o mate inmediatamente después de comer. El ácido tánico presente en dichas bebidas, se une al hierro hémico (hierro de origen animal) e impide su absorción en nuestro organismo.

En casos más severos de déficit de hierro, el tratamiento más común es con un suplemento alimentario que aporte la cantidad que el organismo necesita.

No todos los hierros son iguales. Este mineral se encuentra en dos formas: hierro hémico (de origen animal) y hierro no hémico (de origen vegetal).

El hierro hémico es más fácil de absorber en el organismo, a diferencia del no hémico, que se debe transformar para que el organismo lo absorba.

En cuanto a los suplementos, uno de hierro hémico como Globifer, tiene una mejor tolerancia y absorción en el tracto gastrointestinal.

Tu salud ante todo: para prevenir riesgos, los suplementos alimentarios siempre deben consumirse bajo indicación y supervisión médica.