Moda y Belleza

Las múltiples propiedades del exfoliante a base de café

EL café no solo es una deliciosa bebida, sino que también tiene propiedades que ayudan a eliminar células muertas y recuperar la elasticidad de la piel.

café

Además de ser una deliciosa bebida que se puede tomar frío o caliente, el café ha resultado ser un excelente exfoliante para la piel, ya que contiene propiedades que ayudan a eliminar células muertas y recuperar la elasticidad.

Además, tiene efectos antiinflamatorios, que ayudan a calmar la piel cuando está irritada o enrojecida (por ejemplo, con la exposición al sol).

Lee también: Haz queque en una taza ¡Receta fácil y rápida!

café

El café además es un eficiente antioxidante, que protege la piel del envejecimiento prematuro y renueva las células inactivas, actuando sobre la acumulación de grasa, según revela el medio Todo Noticias.

Te contamos además, que el café se ha utilizado ampliamente en los productos cosméticos para combatir la celulitis, deshinchar ojeras y difuminar el tono oscuro debajo de los ojos. 

¿Cómo fabricar tu propio exfoliante de café?

Afortunadamente, el café es algo que está disponible en la mayoría de las despensas de las y los chilenos, por lo que aquí te dejamos dos opciones para preparar tu propio exfoliante con este producto.

café

La primera opción, es mezclar café molido, una cucharada de aceite de oliva y dos de azúcar morena. Una vez terminada la mezcla, aplicarla en el cuerpo realizando masajes circulares. Deja actuar por 15 a 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

Una versión más sencilla, es mezclar el café molido con crema hidratante corporal y aplicarla en tu cuerpo.

¿Y para la cara? Una opción es mezclar leche y café molido, logrando consistencia como la de un yogur. Una vez lista, aplicarla en el rostro con suaves masajes evitando la zona de los ojos y los labios. Déjala actuar por 20 minutos masajeando suavemente tu piel. Luego de retirarla, aplica crema hidratante.

Ojo que todos estos tratamientos deben estar complementados con una buena alimentación, hidratación y ejercicio frecuente.