Moda y Belleza

Extensiones de pestañas versus pestañas postizas: ¿Cuáles elegir?

Aunque las sombras, delineador y máscara suelen ser los mejores aliados del maquillaje, existen las extensiones de pestañas y las pestañas postizas para aquellas más osadas que sueñan con lograr una mirada de impacto.

Ambas alternativas quedan bien si la técnica se realiza correctamente. No obstante, mientras las primeras entregan un efecto más natural, las segundas otorgan mayor volumen a los ojos.

Extensiones de pestañas

  • Pueden ser sintéticas, de seda o pelo natural, se colocan una a una sobre tus pestañas y se encuentran en distintas formas y curvaturas. Por lo general son resistentes al agua. Una vez puestas, tienes que darle un mantenimiento cada 20 días, ya que su tiempo de vida dependerá del ciclo normal de tus propias pestañas. Es decir, de cómo van pegadas a ellas y, por ejemplo, si una se cae, la extensión también lo hará.
  • Considera que colocar las extensiones de pestañas conlleva un proceso que tarda entre 1 y 3 horas.
  • Se adhieren con un pegamento hipoalergénico y quirúrgico que protege tus ojos de cualquier posible daño.
  • Evita el contacto de las pestañas con el agua en las primeras dos horas de concluido el tratamiento.
  • Tampoco nades ni asistas a baños saunas durante los dos días
    posteriores a su aplicación.
    No te frotes los ojos cuando te laves la cara.
  • Si tienes las pestañas cortas, las extensiones son ideales para darles volumen de una manera natural.
  • Las extensiones de pelo natural tienen un valor más alto que las sintéticas, pero los resultados hacen que la inversión valga la pena.
  • Aunque no es necesario, si deseas usar máscara de pestañas, que sea sólo en las puntas.
  • Las extensiones duran aproximadamente dos meses con retoques.

Pestañas postizas

  • Se aplican por lo general directamente en el párpado usando adhesivos fabricados a base de agua, cuya duración es en promedio uno o dos días. Existe una gran variedad en el mercado, con diferentes extensiones y volúmenes. Destacan entre ellas las pestañas de color, que sirven para darle más profundidad a la mirada, especialmente en el caso de personas con pestañas muy finas o con el cabello claro, ya que un tono más oscuro les permitirán realzar los ojos.
  • Puedes elegir las individuales para dar más grosor a tus pestañas naturales; por pequeños grupos que son ideales para dar longitud; y por tira, que son las más usadas, pues de una vez quedan colocadas a la perfección.
  • Si prefieres no acudir a un centro especializado e implantarte tú misma las pestañas, debes practicar antes de querer lucirlas.
  • Lo primero es colocar la pestaña postiza por encima de las naturales para ver si hay que recortar. Tienen que quedar perfectas de anchura. Luego, cuando las hayas recortado, aplica en su base el pegamento. A la hora de pegarlas, lo mejor es sujetarlas con unas pinzas de depilar.
  • Las pestañas postizas se deben colocar cerca del nacimiento de las tuyas, pero siempre sobre la piel del párpado. Cuánto más cerca queden de las naturales, mejor será el resultado.
  • Puedes corregir pequeñas imperfecciones con algunas capas de rímel y delineado.
  • Debes procurar que el pegamento quede sólido, de manera que no haya opción de que se despeguen.
  • Retíralas con cuidado y aplícate un poco de agua o crema para facilitar el proceso.
  • No te duermas con las pestañas postizas puestas, ya que pueden causarte infecciones o irritaciones en los ojos.