Vida sana

Consejos para mejorar tu digestión más allá de comer saludable

Una mala digestión tiene relación con mucho más que los alimentos que consumimos. Acá te contamos otros factores para tener en cuenta.


¿Eres de las personas que suele sentir hinchazón, acidez de estómago o pesadez luego de comer? Se dice que una de cada cuatro personas sufre de molestias digestivas, pese a alimentarse de manera ‘saludable’. Y es que una mala digestión va mucho más allá de lo que comemos.

Hay una serie de factores externos a los alimentos que ingerimos que inciden en nuestra digestión y acá te queremos contar de otros factores que tienes que tener en cuenta para no sentir malestar a la hora de comer.

Para empezar ¿Qué es una buena digestión? “Es aquella que no notamos. El aparato digestivo hace su función (digerir alimentos y absorber nutrientes) pero no hay síntomas de pesadez, ardor, gases, hinchazón abdominal, somnolencia ni malestar general”, explica la Dra. María José Crispín, médico nutricionista de Clínica Menorca, a «Vogue España».

“Cuando nos enteramos (notamos algún síntoma de los antes descritos) es porque hay algún fallito a lo largo del proceso. Puede ser algo menor, simplemente haber comido más cantidad de la saludable, o puede indicar una patología que debería diagnosticarse y tratarse», agrega.

Dicho eso, te contamos de algunas prácticas y consejos para mejorar la digestión.

¿Cómo mejorar nuestra digestión?

1. Escuchar al cuerpo y poner atención a posibles intolerancias alimentarias

Muchas veces podemos comer de manera sana, pero de todas maneras sentir malestar y esto se puede deber a ciertas intolerancias alimentarias como ocurre con el gluten o la lactosa. En ese caso, lo mejor es siempre consultar a un especialista.

2. Tener ojo con las cantidades

Por muy sano que sea un alimento, comerlo en exceso no te hará bien. Comer mucho de lo que sea no te hará bien en tu salud ni en la digestión.

3. Comer lento y digerir bien los alimentos

Comer apurad@ es otro de los factores que más boicotean nuestra digestión. Y es que según explica la doctora Crispín, al comer apresuradamente «tragamos demasiado aire, no damos tiempo a la operación de los dientes y la salivación y el estómago tiene que trabajar mucho más».

Otros consejos

Por lo demás, los especialistas también aconsejan el consumo de infusiones para disminuir molestias, probióticos (kéfir, encurtidos) y prebióticos (fibra) porque mejoran la microbiota intestinal.

Además se recomienda la ingesta de verduras, frutas, cereales enteros y legumbres para facilitar el tránsito intestinal y evitar alimentos ultraprocesados, ricos en grasas saturadas y trans, harinas refinadas y azúcares

Finalmente, es importante señalar que para la digestión también incide el estrés y el estilo de vida. En esa línea, lo recomendable es evitar fumar o dormir inmediatamente después de comer.


Más en #Vida sana


Lo más reciente


Lo Más visto