Belleza

Combate las impurezas del rostro con este truco de orégano y aloe vera

La mezcla entre ambos ingredientes permite retirar la suciedad de la piel, así como regenerarla y exfoliarla.


Errores comunes en el cuidado de la piel

Si deseas combatir las impurezas del rostro, como el acné y puntos negros, prueba este tratamiento casero a base de orégano y aloe vera.

El orégano, por un lado, es rico en propiedades antisépticas que se encargan de retirar la suciedad de la piel y exfoliarla.

El aloe vea o sábila, por otro, es capaz de retrasar el envejecimiento cutáneo, acelerar la regeneración de la piel y atenuar las manchas oscuras.

Ingredientes

  • Una cucharada de orégano seco
  • Una hoja de aloe vera
  • Medio vaso de agua mineral

Preparación

  1. Calienta el agua mineral.
  2. Cuando esté a punto de hervir, introduce el orégano en su interior y retira el líquido del fuego.
  3. Deja que la infusión repose durante unos 10 minutos para que el agua se impregne de la esencia del orégano.
  4. Mientras tanto, limpia la hoja de aloe vera con abundante agua, ábrela y extrae el gel que se esconde en su interior.
  5. Una vez que que hayas retirado todo el gel y que la tisana de orégano haya reposado durante 10 minutos, introduce ambos ingredientes dentro de un cuenco y mézclalos bien hasta formar una especie de mascarilla.
  6. Empapa un algodón con la mezcla y aplica el producto con suaves toques sobre las zonas donde haya impurezas.
  7. Deja que la mascarilla haga efecto durante un cuarto de hora y, pasado ese tiempo, aclárala con abundante agua tibia.
  8. Puedes utilizar este remedio casero dos o tres veces a la semana.


Más en #Belleza


Lo más reciente


Lo Más visto