Moda y Belleza

Aprende a maquillarte según tu tipo de rostro

Conocer la forma de la cara es de vital importancia para sacarle partido a las facciones y, muy especialmente, para escoger el maquillaje ideal. Se identifican cinco tipos de rostro que son ovalado, redondo, corazón, alargado y de pera.

Rostro ovalado

Por sus proporciones y características, es considerado el rostro perfecto o, al menos, el que más se ajusta a los cánones clásicos de belleza.

  • Para sumar color, aplica un toque de rubor en tus mejillas y debajo de los pómulos, realizando pequeños movimientos circulares y deslizando el producto sobrante hacia la sien.
  • Siempre utiliza una base del mismo tono de tu piel. Si usas una más oscura, únicamente lograrás acortar tu cara.
  • Nunca depiles las cejas en exceso. Solo muestra un arco bien definido siguiendo la forma natural de tu ceja y limpia los pequeños vellos sobrantes. Y si tienes algún vacío, utiliza un lápiz o sombra de ojos suave del color más parecido a tu ceja. Nunca más oscuro.
  • Es preferible no sobrecargar los ojos con maquillaje, aunque el smokey eyes es perfecto para ocasiones especiales.
Beyoncé comparte tiernas fotos de su embarazo

Rostro redondo

Es el tipo de rostro que más correcciones necesita para crear volúmenes y forma. Este tipo es casi tan ancho como largo y no presenta angulosidad.

  • Para lograr la simetría en un rostro redondo, debes aplicar polvos compactos un tono más oscuro que tu piel en ambos laterales. Aplica el polvo o rubor, en movimientos de arriba hacia abajo y desde la sien hasta el borde de la mandíbula inferior, dejando el pómulo libre. Verás el cambio inmediato.
  • Ocupa varias capas de máscara de pestañas y aplica tus sombras de ojo siguiendo la dirección de tus cejas, difuminando en el rabillo de las mismas.
  • Nunca debes usar maquillajes a base de aceites, ya que estos harán que tu piel brille y de una sensación de expansión.
  • Nunca maquilles tus mejillas en redondo.

Rostro corazón

También se le conoce como triángulo invertido. Se caracteriza por el equilibrio que existe entre su altura y sus longitudes. Además, la zona superior es más larga que la zona media y la zona inferior es más fina.

  • Ilumina con corrector claro la zona central de la frente y mandíbulas. Y es que al destacar esas partes se alargará tu rostro de inmediato.
  • La mejor manera de maquillar tus ojos es usar una sombra clara en el contorno del lagrimal para separarlos. Luego, una sombra oscura en el centro del ojo difuminándola y terminar con otra sombra clara hacia la sien.
  • Jamás resaltar solo tus mejillas, pues tu rostro se vería más ancho.
  • Nunca lleves tus cejas muy gruesas. Depílalas formando un arco y así levantarás tu mirada.
  • Jamás uses rubores nacarados o brillantes.

Rostro alargado

En esta forma, los huesos de las mandíbulas son casi del mismo tamaño que los huesos de la frente y las mejillas.

  • Para acortar el rostro, utiliza polvos bronceadores mate en zonas estratégicas para lograr crear un efecto más redondeado.
  • Comienza por el contorno del nacimiento del cabello y continúa por la línea del mentón hacia el cuello, consiguiendo de este modo neutralizar el largo de la cara.
  • Al maquillar tus ojos, aplica sombras de manera horizontal. También puedes usar delineado estilo gato, que te ayudará a darle más armonía a tu rostro.
  • Nunca des puntos de luz en mentón ni frente al maquillarte.
  • No apliques tu rubor de sien a mandíbula, o mentón. Siempre hazlo sonriendo y aplicando en círculo en tus mejillas.

Rostro periforme o de pera

Su altura es considerada media y la longitud de la zona inferior es la predominante.

  • La tarea principal es el alargamiento de la cara en la parte inferior y la ampliación en la parte superior.
  • Con un corrector claro, debes iluminar la zona de la frente en forma de triángulo invertido y conectar con la nariz.
  • Aplica polvos más oscuros sobre tus mandíbulas, llevando la brocha justo debajo de tu oreja.
  • Nunca delinees tus labios dando forma de corazón.
  • Evita los labiales claros o nude. Por el contrario, aplica tonos más bien rojos o cereza.