Moda y Belleza

6 tips infalibles para cuidar tus labios en invierno

En invierno más que nunca se hace necesario proteger los labios, pues corresponden a una de las zonas más vulnerables a las bajas temperaturas y el viento.

En invierno más que nunca se hace necesario proteger los labios, pues corresponden a una de las zonas más vulnerables a las bajas temperaturas y el viento. Aquí te contamos cómo combatir las grietas y resequedad, en pos de unos labios sanos, frescos y brillantes.

  • Incorpora vitaminas a tu dieta:  La vitamina A activa el crecimiento celular, el recambio epidérmico y estimula la proliferación de colágeno. Las vitaminas C y E, en tanto, ejercen acción antioxidante, acentuando la regeneración de la piel al prevenir el daño oxidativo. Además de eso, ingiere abundante agua para mantener un adecuado equilibrio de fluidos en tus labios. Idealmente, de 1.5 a 2 litros de agua al día.
  • Usa bálsamo labial: Para lucir labios perfectos en esta temporada, es importante hidratarlos y nutrirlos a diario con un bálsamo o una crema especial que ojalá contenga extractos de plantas como aloe vera o mimosa y que sea un producto libre de colorantes, fragancias y conservantes.
  • Quita el maquillaje: Hazlo todos los días. Desmaquilla tus labios con un producto suave para retirar los restos de color que puedan permanecer en ellos.
  • No te muerdas ni humedezcas: Si repites ambas acciones con frecuencia, especialmente cuando tienes los labios secos y agrietados, sólo conseguirás que eso se incremente. Mejor duplica las dosis de bálsamo o recurre a remedios naturales como la vaselina o el cacao.
  • Exfólialos por las noches: Se recomienda exfoliar adecuadamente los labios todas las noches antes de dormir. Para ello, puedes hacerlo con un preparado de azúcar y miel,  o de azúcar con yogur. Verás cómo desaparecen las gritas en apenas unos días.
  • Abrígalos antes de salir: Para que el cambio de temperatura no te afecte tanto al salir, cubre tus labios con una bufanda o pañuelo para que se vayan acostumbrando poco a poco al frío y así se adapten mejor.