Sexo

¿Cómo abordar la separación con los niños?

Por lo general el divorcio, la separación o el quiebre de una relación amorosa significativa, no es algo fácil, ni está exento de dolor, frustración, rabia y/o sufrimiento.


Por lo general el divorcio, la separación o el quiebre de una relación amorosa significativa, no es algo fácil, ni está exento de dolor, frustración, rabia y/o sufrimiento.

La situación se puede complicar más cuando hay niños de por medio. De hecho, una de las preocupaciones más recurrentes de las parejas con hijos que se separan, tiene relación con cómo afrontar esto con sus niños. Para que los padres aborden de la mejor manera posible esta situación con sus hijos, es importante lo que hagan con sus propias emociones, comportamientos y decisiones.

Algunas sugerencias que podrían resultar de utilidad para abordar una separación con los niños son:

Claridad y acuerdo

Es importante que antes de comunicar a los niños sobre la separación, tengan claridad respecto a qué y como se lo van a decir. Es recomendable que lo hagan juntos, sin contradicciones y que, si uno o los dos comienza a alterarse, suavicen la conversación y la dejen en pausa, para retomarla una vez que estén más tranquilos. Es fundamental evitar a toda costa las descalificaciones.

Reafirmarles que siempre seguirán siendo sus padres

Explicarles que siempre tendrán al papá y la mamá, mamá y mamá, papá y papá, etc. Y que siempre los van a querer. Contarles cómo serán las cosas a nivel práctico, por ejemplo: el papá te va a llevar todos los días al colegio y te vas a quedar con el todos los miércoles y fin de semana por medio, etc. Con niños más pequeños se pueden usar muñecos o juguetes para ir mostrándoles cómo se harán las cosas. Usar un calendario que esté en un lugar que siempre puedan ver y donde esté claro cuando van a estar con uno o el otro, también puede ser de utilidad para reafirmarles el que pasaran tiempo con ambos.

Validar las emociones y hablar sobre ellas

Una forma de hacer esto, es por ejemplo explicándoles que es normal sentirse triste o con rabia en una situación así. Por momentos puede ser difícil lidiar con estas emociones solo o sola. En ese caso se les puede decir algo como: “cuando sientas pena o rabia, puedes hablar con nosotros. Nos puedes decir “tengo pena” o “necesito hablar” y nosotros te vamos a ayudar. Hay veces que los niños prefieren no expresar lo que sienten para no hacer sentir mal a los padres, por lo que es importante que les preguntes, que aceptes y valides sus emociones, evitando frases como: “no estés triste” “no tengas rabia” “no es para tanto”, etc. Ya que, con la mejor intención, estas invalidando su sentir.

La verdad

Es importante explicarles de forma simple, segura y honesta lo que está ocurriendo. Si perciben poca claridad o inconsistencias, podrían comenzar a inventar sus propias teorías, en las que frecuentemente que se culpabilicen o crean que ellos son los responsables de la separación.

En el programa de esta semana seguiremos profundizando sobre el tema. Escúchanos este jueves en “Cómplices, Los Dos”, de 20:00 a 21:00 horas. ¡Puedes comentar con nosotros usando el hashtag #ComplicesFMDOS!

Rodrigo Jarpa es Magíster en Psicología Clínica, Doctor en Sexualidad Humana. Fundador & Docente, Academia de Psicología & Bienestar. Miembro de la American Association of Sexuality Educators, Counselors and Therapists.

Síguelo en su cuenta de Twitter: @rodrigojarpa

¿Tienes alguna duda que quieres resolver sobre este u otro tema? Deja tus preguntas para que Rodrigo Jarpa pueda seleccionar y contestarlas en una próxima columna:


Más en #Sexo


Lo más reciente


Lo Más visto