Sexualidad

Conoce los cinco lenguajes del amor ¿Cuál hablas tú?

Esta semana Rodrigo Jarpa nos habla de los lenguajes del amor y cómo compatibilizar con la pareja cuando no se habla el mismo.


Como parte de la terapia, muchas veces recomiendo a mis pacientes –que les gusta leer- textos o libros, a modo de “tarea para la casa”. Algunas veces son ellos también los que me hacen sus propias recomendaciones. Fue justamente así, como llegó a mis manos el libro “Los cinco lenguajes del amor”, del antropólogo Gary Chapman. Si bien por momentos pareciera jugar a las caricaturas de los estereotipos de género, hay algunos puntos destacables que quiero compartir contigo.

Chapman plantea que cada persona tiene una forma particular de dar y recibir amor. Este sería nuestro lenguaje del amor primario y eventualmente podríamos aprender a hablar otras lenguas. Esto último podría ser de gran ayuda cuando, por ejemplo, con nuestra pareja, no compartimos el mismo lenguaje.

Estos son los 5 lenguajes del amor:

  1. Palabras de afirmación: Mark Twain dijo una vez: “Puedo vivir dos meses con un buen cumplido”. Una manera de expresar amor es utilizar palabras que edifiquen. Las personas que se identifican con este lenguaje, valoran profundamente los cumplidos verbales o las palabras de aprecio. Se expresan mejor en afirmaciones simples y directas como: “Te ves muy bien con esa polera” “Me gusta mucho estar contigo” “Te quiero mucho”, etc. Los cumplidos y los refuerzos verbales, son mucho más motivadores que las críticas o alegatos. Las palabras de ánimo y el dar valor, también entran dentro de esta categoría.

 

  1. Tiempo de calidad: Este lenguaje corresponde a las personas prefieren que el amor sea demostrado con completa atención cuando están con su pareja, sin importar si son solo 20 minutos al final del día o un par de horas. Un aspecto central del tiempo de calidad es la unión y la presencia plena. Estar al lado de tu pareja mirando el teléfono o pensando en el trabajo, no entra dentro de esta categoría.

  1. Recibir y dar regalos: los regalos son símbolos visibles del aprecio y del amor. Junto a esto implican el pensar en el otro. Una muy buena noticia es que, si este es el lenguaje de tu pareja, es el más fácil de aprender. Los regalos pueden comprarse, encontrarse o hacerse. Para quienes su lenguaje primario es este, el valor económico del regalo es irrelevante, salvo que sea absolutamente desproporcionado con sus posibilidades. Por ejemplo, si una persona millonaria, siempre da regalos de las tiendas de todo a mil, podríamos entrar a cuestionarnos de si eso es una expresión de amor.

 

  1. Actos de servicio: esto implica hacer cosas que sabemos que al otro le gustaría que hiciéramos. Aquí se pueden incluir actos sin mucho romanticismo o glamour, como lavar la loza, limpiar la caca del perro/gato/huemul, mudar a la “bendición”, dejar el baño sin pelos, etc. También se consideran actos como ofrecer al otro que salga y yo me encargo de los niños, esperarlo con algo rico para tomar/comer, hacerle alguna invitación, acompañarlo a donde los suegros, a misa o algún panorama que no me parezca del todo motivante. Si este es tu lenguaje, pero no el de tu pareja, podría ser recomendable que consideres el hecho de que las peticiones dan dirección al amor, pero las demandas o exigencias lo interrumpen o detienen.

  1. El toque físico: este es un poderoso vehículo para la comunicación del amor. Darse la mano, abrazarse, darse besos, pegarse agarrones y/o tener sexo, entran dentro de esta categoría. Si este es el lenguaje de tu pareja, ella será la mejor guía para orientarte en el cómo. Es importante no insistir en darle ·el «toque» a tu manera o a tu propio tiempo, ya que esto puede tener un efecto contraproducente. No cometas el error de creer que lo que a ti te produce placer, también lo producirá en tu pareja. La ATENCION aquí y en todos los otros lenguajes, es fundamental.

Si quieres saber más sobre el tema escucha “Cómplices, Los Dos” este jueves a las 21:00 horas.

Rodrigo Jarpa es Magíster en Psicología Clínica, Doctor en Sexualidad Humana. Fundador & Docente, Academia de Psicología & Bienestar. Miembro de la American Association of Sexuality Educators, Counselors and Therapists.

Síguelo en su cuenta de Twitter: @rodrigojarpa


Más en #Sexualidad


Lo más reciente


Lo Más visto