Sexualidad

4 Gestos del lenguaje corporal que te pueden jugar en contra

¿Has pensado cómo influye el lenguaje corporal en nuestras vidas? Esta semana, Rodrigo Jarpa nos habla sobre los 4 gestos que nos pueden jugar en contra.


La información que entregamos a través de nuestro cuerpo tiene una gran influencia en lo que comunicamos y en las interacciones con otros. Según diversos estudios, cerca del 93% de lo que transmitimos en una conversación, es a través de la comunicación no verbal.

El Lenguaje corporal es parte de la comunicación no verbal e incluye los gestos, posturas, movimientos del cuerpo y rostro. En el contexto de las relaciones de pareja, uno de los grandes enemigos es el desprecio; entendido como crítica reforzada con hostilidad y una de las formas más dañinas de manifestarlo, es a través del lenguaje no verbal. El desprecio aumenta el conflicto en vez de favorecer la reconciliación.

Dentro de los gestos que forman parte de este lenguaje, hay algunos que te pueden jugar en contra al interactuar con tu pareja u otras personas.

Parpadear mucho y rápido

Este es uno de los gestos que resulta más difícil de controlar, ya que la mayoría de las veces se presenta como una especie de reflejo en situaciones que generen tensión o ansiedad. La frecuencia normal de parpadeo es de 14 a 17 veces por minuto, pero en situaciones de anisedad esto puede elevarse significativamente y ser percibido por nuestro interlocutor.

Esconder las manos al hablar

Las manos pueden ser grandes aliadas al momento de expresarnos y el moverlas al hablar, tiende a ser percibido como señal de espontaneidad, confianza y sinceridad. Por otro lado, cuando escondemos nuestras manos al hablar, tiende a ser interpretado como si estuviéramos ocultando algo. Por esto, no se recomienda meter las manos en los bolsillos, ponerlas por detrás, dejarlas debajo de la mesa o escritorio o cruzarnos de brazos.

Morderse el labio de abajo

Esto se asocia con cierto grado de rechazo hacia lo que sale de nuestra boca y muchas veces –de manera no consciente- puede transmitir la sensación de inseguridad, duda, omisión o falsedad en lo que decimos.

Tocarse la nariz

Esto, junto con mirar muy fijo y sin pestañar, puede asociarse a que estamos mintiendo o a enfado o molestia.

A través de los gestos podemos conocer mucho de nosotros y de otras personas y la idea no es tomar una careta constante o una identidad falsa, sino ser más conscientes de lo que estamos comunicando y poder adaptar nuestros mensajes para que sean más efectivos.

¿Qué opinas tú? Recuerda que puedes comentar con nosotros usando el hashtag #ComplicesFMDOS. De esto y más hablaremos este jueves en “Cómplices, Los Dos”, de 21:00 a 22:00 horas.  

Rodrigo Jarpa es Magíster en Psicología Clínica, Doctor en Sexualidad Humana. Fundador & Docente, Academia de Psicología & Bienestar. Miembro de la American Association of Sexuality Educators, Counselors and Therapists.

Síguelo en su cuenta de Twitter: @rodrigojarpa

¿Tienes alguna duda que quieres resolver sobre este u otro tema? Deja tus preguntas para que Rodrigo Jarpa pueda seleccionar y contestarla:

 

 


Más en #Sexualidad


Lo más reciente


Lo Más visto