Érika Cabrera Cabrera

¿Cómo elegir el bloqueador solar más apropiado?

Aunque se recomienda su aplicación durante todo el año, durante primavera y verano se convierte en un producto imprescindible para evitar los efectos de la radiación solar.

Eso sí,  existen distintos tipos de bloqueadores en el mercado, por lo que es clave aprender a elegir el correcto. No olvidar, eso sí, que se debe aplicar de 20 a 30 minutos antes de la exposición solar, idealmente en la mañana, al mediodía y alrededor de las 16 horas.

Según tipo de piel:

  • Fototipo I (tipo celta): Se reconoce por tener la piel blanca, los ojos claros y muchas pecas. Este tipo se caracteriza por ser muy sensible, siempre se quema y no se broncea, por lo que se recomienda usar un factor de protección (FPS) de 80 a 100.
  • Fototipo II (tipo germánico): Correponde a una piel blanca, con ojos verdes, azules o pardos. Esta piel generalmente se quema y se broncea con dificultad, por lo que se debe utilizar un bloqueador con factor (FPS) 50 a 80.
  • Fototipo III (raza caucásica): Son aquellas personas de piel con tendencia a ser grasa y clara, son castaños o rubios, con ojos marrones o grises. En ocasiones se quema, aunque adquiere buen bronceado. Para ellos es ideal un bloqueador de factor (FPS) 30 a 50.
  • Fototipo IV (razas mediterraneas): Se reconoce por tener la piel oscura o mate, y los ojos y el cabello también oscuros. Raramente se quema y se broncea fácilmente. Para este tipo de piel se aconseja uno con factor (FPS) 20 a 30.
  • Fototipo V (amerindias o mestizas): Cuentan con una piel oscura y mate, los ojos oscuros y el cabello negro. Raramente se quema y se broncea muy fácilmente. Ellos pueden usar un bloqueador con factor (FPS) 15 a 20.
  • Fototipo VI (negra): Las personas con fototipo negro no se queman y la piel se oscurece pareja, por lo que un factor (FPS) 15 será suficiente para ellos.

Otras especificaciones:

  • Amplio espectro: Significa que el protector o bloqueador solar puede proteger la piel de ambos tipos de rayos ultravioleta dañinos, los rayos UVA y los UVB rayos.
  • Resistente al agua: El protector solar permanecerá sobre la piel húmeda o transpirada durante un tiempo antes de que necesites volver a aplicar. No todos los protectores solares ofrecen resistencia al agua.
  • Protector solar con repelente: Si tu panorama ideal para estas vacaciones es salir de camping o hacer caminatas por la naturaleza, tu mejor aliado será un bloqueador con repelente. Y es que además de protegerte contra los rayos del sol, su acción te ayudará con las molestas picaduras de insectos.
  • Bloqueador anti- envejecimiento: La constante radiación solar produce envejecimiento prematuro, por lo que un factor de protección solar 50 permitirá que la piel active defensas de manera automática.
  • Para el cuerpo y el rostro de niños: La piel de los pequeños es tan delicada que necesita la misma protección que los adultos a partir de los seis meses, por lo que el FPS ideal debe ser de al menos 30. Los más recomendables son los de ”amplio espectro”, los cuales bloquean los rayos UVA y UVB.