Érika Cabrera Cabrera

10 alimentos para depurar el organismo después del fin de semana

Las dietas depurativas ayudan a eliminar las toxinas acumuladas tras consumir alimentos menos saludables y más altos en grasa, sodio y azúcar. Por lo tanto, si te excediste este fin de semana, recurre a los siguientes alimentos  para ponerte al día.

  • Limón: Ayuda a mantener un Ph saludable en el cuerpo, así como a eliminar toxinas y bacterias. Se puede incluir en la dieta como aliño de ensaladas o tomarlo por la mañana exprimido en una taza de agua templada.
  • Hinojo: Favorece la digestión, reduce la hinchazón del abdomen y alivia los cólicos abdominales. Es diurético y favorece la eliminación de líquidos.
  • Alcachofa: Es depurativa y ayuda a limpiar el hígado gracias a sus ácidos grasos, sus vitaminas y enzimas.
  • Piña: Es diurética, mejora la circulación linfática y combate la celulitis. Destaca por su alto contenido en cobre y manganeso; minerales importantes en el proceso depurativo.
  • Frambuesa: Rica en fibra, minerales y antioxidantes, tiene un alto contenido en agua, pocas calorías y potasio en buena cantidad. Favorece la desintoxicación del hígado y destaca su capacidad drenante y antiinflamatoria.

  • Té blanco: Es una de las infusiones que no deben faltar en un proceso depurativo, ya que es el té menos procesado, lo que hace que contenga más nutrientes. Destaca por sus polifenoles y sus catequinas que ayudan a combatir los radicales libres y reducen el colesterol.
  • Brócoli: Rico en antioxidantes como las vitaminas C, E y betacaroteno, con alto poder anticancerígeno, detoxificante y anticelulítico, también es alcalinizante, regulador del PH, antiinflamatorio y bueno para el sistema digestivo.
  • Jengibre: Tiene propiedades desintoxicantes, mejora la digestión, ayuda a disminuir los niveles de colesterol y contribuye a reducir los cóagulos sangíneos. Además, posee un compuesto llamado gingerol que actúa como antiinflamatorio natural. Por último, favorece la pérdida de peso, pues optimiza la combustión de grasa (lipolisis) y aumenta la velocidad del metabolismo.
  • Ajo: Tiene efecto antibacteriano, antifúngico y antiviral. Es más potente cuando se come crudo, y se conserva almacenado en un ambiente seco y fresco.
  • Cilantro: Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre, contiene propiedades antibióticas y baja los niveles de colesterol malo en el organismo.