Belleza

Atenúa cicatrices con este truco a base de miel y aceite de oliva

La combinación entre ambos ingredientes contribuye a regenerar la piel, disminuyendo la presencia de manchas y cicatrices.


Aunque eliminar por completo una cicatriz puede ser muy complicado, sí existen algunos trucos caseros que contribuyen a atenuar marcas. 

Entre ellos, un simple tratamiento a base de miel de flores y aceite de oliva.

La miel, por un lado, es capaz de estimular la regeneración de la piel, a la vez que ejerce una ligera acción exfoliante atenuando manchas y cicatrices.

El aceite de oliva, en tanto, revitaliza la piel, y la mantiene suave e hidratada.

Ingredientes

  • Una cucharada de miel de flores
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Un trocito de algodón

Preparación

  1. Coloca la miel y el aceite de oliva en el interior de un vaso o cuenco.
  2. Remueve los dos ingredientes con una cuchara para mezclarlos y transformarlos en una pasta homogénea.
  3. Cuando esté lista, aplícala sobre las zonas de tu cuerpo en las que hayan cicatrices.
  4. Realiza un suave masaje circular sobre el área afectada durante un par de minutos.
  5. Deja que el compuesto haga efecto durante unos 20 minutos.
  6. Transcurrido ese tiempo, empapa un trocito de algodón en agua y úsalo para retirar la mezcla.
  7. Recurre a este truco todos los días para obtener mejores resultados.


Más en #Belleza


Lo más reciente


Lo Más visto