Equipo FMDOS

Quema calorías con rutina de ejercicios de 15 minutos

Hay veces en que el tiempo es escaso como para asistir al gimnasio o practicar algún deporte. Por eso, el HIIT puede ser ideal para ti.

Viene de la sigla en inglés Hight Intensity Interval Training (Entrenamiento de Alta Intensidad a Intervalos). Según detalla BBC Mundo, consiste en movimientos anaeróbicos sencillos, pero rápidos, repetidos en intervalos. La gracia es que por su intensidad, son rutinas cortas, pero más efectivas que otros entrenamientos para quemar calorías.

Ojo, que debes preocuparte de calentar durante algunos minutos antes de comenzar. Lo ideal es que hagas esta rutina, por lo menos, tres veces a la semana. Y si llevas un largo tiempo sin ejercitarte o tienes problemas de salud, es recomendable que le preguntes a tu médico. 

Salto estrella

Con los pies juntos y el cuerpo bien erguido, salta y, al mismo tiempo, abre los pies y levanta los brazos rectos por sobre tu cabeza. Luego, salta para volver a la posición inicial. Repite los saltos, sin pausa y a alta velocidad durante 60 segundos.

Salto estrella alternativa

Con los pies juntos, el cuerpo erguido y los brazos a los costados. Da un paso grande hacia el costado con la pierna derecha, elevando ambos brazos al mismo tiempo. Regresa a la posición original. Ahora repite, pero con la pierna izquierda. Repite los movimientos, acelerando el paso, durante 60 segundos

Descansa durante 90 segundos

Escaladores de montaña

Ponte en el suelo, en posición como si fueras hacer flexiones. Mantén tus brazos estirados y tu cuerpo recto. Dobla una rodilla hacia adelante, sin apoyarla sobre el piso. Vuelve a la posición original. Haz lo mismo con la otra rodilla. Recuerda siempre mantener el cuerpo firme con ayuda de tus abdominales. Acelera los movimientos y alterna la flexión de rodillas a alta velocidad. Continúa durante 60 segundos y luego descansa durante 90 segundos. 

Rodillas en alto

Con los pies juntos y el torso bien erguido, levanta una rodilla hasta la altura de tu cadera, subiendo el antebrazo del lado contrario. Repite con la otra pierna y brazo. Reitera estos movimientos, tal como si estuvieras corriendo levantando las rodillas en tu lugar. Descansa por 90 segundos.