Érika Cabrera Cabrera

Estudio revela que los segundos hijos tienden a ser más problemáticos

Un estudio dirigido por Joseph Doyle, economista del Instituto Tecnológico de Massachusett (MIT) encontró que los segundos hijos no tienen tanto “éxito” como sus hermanos primogénitos. Aunque parezca una afirmación bastante subjetiva, la investigación está basada en datos estadísticos.

Según los expertos, los nacidos en segundo lugar -especialmente los hombres-, tienen una probabilidad de 25% a 40% superior de meterse en problemas en el colegio o tener dificultades con la ley, en comparación con el primer hijo de la misma familia.

Asimismo, Doyle y su equipo sugieren que los primogénitos obtienen mejores resultados en la escuela, que tienen coeficientes intelectuales más altos y que son mejor remunerados. Los resultados no fueron exclusivos de familias estadounidenses, pues también se analizaron casos de familias europeas.

¿Qué diferencia a los segundos hijos de sus hermanos mayores? 

El investigador sugiere que los padres están más implicados en el desarrollo del primer hijo; mientras que, cuando nace el segundo,  ellos suelen prestarle menos atención. Además, tiene que ver con el tipo de personas que el niño adquiere como modelos.

“El primer hijo tiene ejemplos a seguir, que son los adultos. Al contrario, el segundo hijo tiene como ejemplo a un niño irracional de dos años, que es su hermano. La implicación de los padres y la influencia de los hermanos mayores  probablemente contribuye a las diferencias que vemos en el mercado laboral”, comentó Doyle.

Eso sí, es importante tomar en cuenta que esta investigación habla sobre un patrón  muy general y, por lo mismo, los investigadores recalcan que no todas las familias, ni siquiera la mayoría, deberán lidiar con un hijo menor problemático. No obstante, insisten en un mensaje hacia los padres: prestarle la misma atención al segundo hijo que al primero.

Hermanos graciosos