Equipo FMDOS

“Despacito” cuenta con un estribillo que rompe con las reglas musicales

“Despacito” ha sido el gran éxito de este 2017. Desde su estreno en el verano pasado, no hemos parado de escuchar la canción de Luis Fonsi y Daddy Yankee.

Sin embargo, cuando parecía que ya no podíamos saber nada nuevo del mega éxito de los puertorriqueños, un análisis musical dio a conocer que el estribillo de la canción rompe con las reglas de la música.

Revisa: ¡Awww! Mira la tierna versión de “Despacito” de Daddy Yankee y una mini fan que padece de cáncer

Así lo afirmó el músico y productor Nahúm García, quien en su cuenta de Twitter explicó por qué la forma en que se rompe el ritmo antes del estribillo es una genialidad.

La “magia” aparece gusto cuando se nombra la parte más importante de la canción: “Des… pa… ci-to”. Es ahí donde la canción se para y el ritmo se rompe, indica el sitio Gizmodo.

La estrofa que comienza con “des… pa… ci-to” no entra a tempo con el siguiente compás, lo hace fuera de ritmo en un punto completamente aleatorio. El productor se saltó la métrica y solo pudo hacerlo adrede, señalan.

“No puede ser un accidente (…) Implica romper el flujo de trabajo de un software de producción musical, que trabaja en base a un grid que se establece con el tempo que tenga la canción”, explica Nahúm García al citado medio.

En el caso de “Despacito”, el compás se rompe por completo y deja fluir libremente el fraseo hasta engancharlo con el estribillo, pero el estribillo ya ha quedado desplazado, indican.

Para demostrarlo, Gizmodo publicó dos extractos del estribillo de la canción: uno tal y como lo conocemos y otro a tempo, es decir, cómo sería si respetara las reglas musicales.

La detención ocurre la primera vez que la canción dice “despacito” y ese tiempo nunca se recupera. El resto de “despacitos” van a tempo, pero el “daño” está hecho y solo basta uno para que la canción se nos quede grabada a fuego.

“Si te fijas en la letra, es bastante sugerente (…) Lo han hecho porque tiene sentido con lo que se está contando, y porque con eso consiguen un gancho brutal con el estribillo”, explica García.